BODEGA

Heading

RUBÉN PROVEDO – NUESTRO ENÓLOGO

Rubén Provedo enólogo

Rubén Provedo es el Director Técnico de Bodegas Franco-Españolas. Provedo es Técnico en Químicas, Enología y Viticultura, y cuenta con varios másteres de Postgrado en Olivicultura y Eleotecnia. Siempre ha tenido claro que el vino es una filosofía de vida y le gusta trabajar con el objetivo de crear vinos con alma.

Aunque comenzó su carrera profesional en laboratorios L´Oreal, en 2001 Rubén Provedo se incorpora al equipo de la emblemática bodega Numanthia, proyecto en el que desempeñó la función de segundo enólogo y que en 2004 consiguió convertirse en la primera bodega española en conseguir 100 puntos de Robert Parker, con el vino Termanthia.

Posteriormente trabajó en diferentes proyectos de vinos Ribera del Duero y tras esa etapa llega a Rioja para liderar el equipo enológico de Bodegas Tobelos, en donde ha realizado un excelente trabajo durante los últimos 13 años.

A lo largo de su carrera ha experimentado con diferentes variedades de uva y ha realizado vendimias en Chile, Argentina, Sudáfrica o Nueva Zelanda, lo que le permite tener grandes conocimientos en el terreno enológico y experimentación de nuevas técnicas.

El vino es una filosofía de vida y me gusta trabajar para crear vinos con alma

Rubén ProvedoEnólogo Bodegas Franco-Españolas
RUBÉN PROVEDO
Heading

LA LABOR DEL ENÓLOGO

RUBÉN PROVEDO

Es el responsable del proceso de elaboración del vino, que empieza en el campo, con la selección de los mejores viñedos para la elaboración del vino. Durante todo el ciclo vegetativo de la vid supervisa junto a los viticultores todos los trabajos que se realizan en el viñedo: poda, floración, cuajado, envero y vendimia.

El proceso de elaboración del vino es complejo y lento. La primera responsabilidad del enólogo es trabajar en el viñedo para controlar la maduración de las uvas y la calidad de las mismas para que sean de máxima calidad según el vino que se quiera elaborar.

Una vez que las uvas han sido vendimiadas, el enólogo supervisa el transporte hasta la bodega, el despalillado, estrujado, prensado, los procesos de fermentación alcohólica (el paso de mosto a vino) y fermentación maloláctica. Mezcla los diferentes mostos y vinos resultantes de la cosecha de las uvas, para conseguir las características organolépticas (color, aroma y sabor) adecuadas para cada uno de los vinos que elabora. La crianza en barrica y botella es otra de sus responsabilidades, supervisa todo el proceso para garantizar el disfrute máximo del vino una vez se abra la botella y se consuma.