A la hora de elaborar un vino, la elección de la variedad o de las variedades de uva a emplear supone una de las decisiones más importantes de todo el proceso. Cada variedad de uva de las decenas de miles que se producen en el mundo muestra unas características singulares: unas necesidades concretas de cultivo, una cierta tolerancia a diferentes factores climáticos, una determinada presencia de algunos nutrientes, etc. Y como es lógico, estas características de las uvas se reflejarán también en el producto final que se elabore con ellas: el vino.

En Rioja, a través de la experiencia acumulada durante siglos por viticultores y bodegueros, se han ido seleccionando ciertas variedades de uva predilectas con las que se elaboran la mayor parte de los vinos de la región. Así, en 1925, el Reglamento marcado por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja ya contempló la utilización exclusiva de 7 variedades de uva en la elaboración de vinos de Rioja. Estas variedades tradicionales serían la Tempranillo, la Garnacha tinta, la Mazuelo y la Graciano –usadas para la elaboración de vinos tintos– y la Viura o Macabeo, la Malvasía y la Garnacha blanca –empleadas mayoritariamente para hacer los vinos blancos de Rioja–. Ya en el año 2007, con el fin de mejorar la competitividad de los vinos de la región, pero siempre manteniendo su identidad y prestigio, se incluyeron otras 7 variedades de uva permitidas para elaborar vinos DOCa Rioja. Estas serían 3 variedades tintas autóctonas: la Maturana tinta, la Maturana parda y la Monastel; 3 variedades blancas autóctonas: la Maturana blanca, la Tempranillo blanco y la Turruntés de Rioja; y 3 variedades blancas no autóctonas de La Rioja: la Sauvignon blanc, la Chardonnay y la variedad Verdejo. Estas últimas, tendrían limitado su porcentaje de uso en la elaboración de vinos de Rioja, para mantener la identidad propia de los vinos de esta tierra.

Hoy, nos centraremos en conocer un poco mejor las 7 variedades de uva tradicionales empleadas durante años en la elaboración de vinos de Rioja. Veremos cuáles son sus principales características y cómo han contribuido a la creación de unos vinos de prestigio mundial.

Variedades tintas

Tempranillo

Esta uva autóctona de La Rioja es la variedad preferente en la elaboración de los tintos DOCa RiojaEs la uva más representativa de la región y su cultivo supone un 75 % del total de la superficie de viñedo de Rioja.

Su cultivo es delicado, ya que es una uva bastante sensible a las enfermedades y plagas que suelen afectar al viñedo, y tampoco tolera demasiado bien los períodos de sequía. El nombre de “Tempranillo” le viene dado por su corto tiempo de maduración, en comparación con otras variedades de uva, por lo que normalmente es la variedad tinta que se vendimia más “temprano”. Se trata de un tipo de uva muy versátil, que permite la elaboración de tintos jóvenes, pero que muestra todo su esplendor cuando estos envejecen en barrica.

Los vinos de crianza más representativos de Rioja deben parte de su identidad a esta variedad, que se caracteriza por dar vinos muy equilibrados tanto en contenido alcohólico, como en color y en grado de acidez.
En boca, los vinos elaborados a partir de la Tempranillo suelen mostrarse suaves y, cuando envejecen, aterciopelados. El aroma es sutil y afrutado.
Esta uva es un componente clave en la elaboración de vinos tan representativos de nuestra Bodega como el Bordón Crianza (80%), el Bordón Reserva (80%), el Bordón Gran Reserva (70%) y el Bordón D’Anglade (70%).  También forma parte de vinos rosados como nuestro Diamante Rosado Semidulce (50%).

Garnacha tinta

Esta variedad de origen español es la uva tinta autóctona de nuestro país que más se cultiva en el resto del mundo. En la región de Rioja, su cultivo supone el 18 % de la producción de vid.

Esta uva se muestra más resistente que la Tempranillo a plagas y enfermedades, siendo también más tolerante a las sequías.

La Garnacha tinta produce mostos y vinos muy dispares en función de las condiciones climáticas y de composición del terruño, aunque en general, se caracterizan por un elevado nivel de alcohol. Estas cualidades y sus características aromáticas la convierten en un complemento perfecto para la Tempranillo. Esta es la razón por la que la que está presente también en nuestros vinos Bordón Crianza (20%) y Bordón Reserva (15%). No obstante, también puede funcionar a la perfección como uva principal en la elaboración de rosados, como es el caso de nuestro Bordón Rosado (50%).

 

Mazuelo

Aunque de origen francés, esta variedad se cultiva en Rioja desde hace siglos. Hoy en día, su cultivo representa el 3% de la superficie del viñedo riojano.

Es una variedad especialmente sensible al hongo  Erysiphe necator, causante de la enfermedad del oídio o blanquilla.

Los vinos producidos a partir de la variedad Mazuelo suelen presentar altas concentraciones de taninos, un buen nivel de acidez y un color profundo. No demasiado aromática, da muy buenos resultados como variedad complementaria a la Tempranillo en la elaboración de tintos envejecidos.

Puedes encontrarla en nuestros Bordón Reserva (5%) y Gran Reserva (10%) y en el Bordón D’Anglade (5%).

bordon

En Rioja, a través de la experiencia acumulada durante siglos por viticultores y bodegueros, se han ido seleccionando ciertas variedades de uva predilectas con las que se elaboran la mayor parte de los vinos de la región

Graciano

La Graciano es otra variedad de uva tinta propia de Rioja, estando su uso muy poco extendido fuera de la región.

Más resistente que las variedades anteriores a plagas y enfermedades, requiere de suelos de arcilla – caliza para desarrollar sus mejores cualidades. Su maduración es tardía.

Hace años cuando se les preguntaba a los viticultores riojanos sobre esa variedad respondían con el juego de palabras “¿Graciano? gracias, NO”. Esto era debido a que se comporta como una variedad con muchos problemas de maduración y su rendimiento es más bajo que las anteriores.

Actualmente, esta uva es muy apreciada como complemento a la Tempranillo para la elaboración de tintos envejecidos de calidad. La Graciano se caracteriza por producir mostos de color rojo vivo, con buen nivel de acidez y de mayor intensidad aromática que los del resto de variedades tintas tradicionales de Rioja.

Forma parte de nuestros vinos Bordón Gran Reserva (20%) y el Bordón D’Anglade (15%).

Variedades blancas

Viura o Macabeo

La Viura es la variedad preferente en la elaboración de vinos blancos de Rioja, suponiendo su cultivo aproximadamente un 15 % de la superficie del viñedo de la región. De origen español, su producción es mayor que la de las variedades tradicionales tintas.

Esta variedad produce vinos de aroma contenido, pero afrutado y floral. La Viura aporta además un buen nivel de acidez a los vinos y también les dota de cuerpo y estructura. Sus características la hacen ideal para la producción de vinos jóvenes, pero también para elaborar blancos con crianza en barrica, una producción típica de los blancos Rioja.

Está presente en nuestros vinos Diamante Semidulce (90%), Talla Diamante (75%), Diamante Rosado Semidulce (50%), Bordón Rosado (50%) y Bordón Blanco (100%).

 

Malvasía

La producción de la variedad Malvasía representa tan solo el 0,25 % de los cultivos de vid de la región. Originaria de Asia Occidental, esta variedad se cultiva en España y en Europa desde hace siglos. Existen diferentes tipos de Malvasía en el mundo, pero no se consideran similares a la Malvasía de Rioja.

Esta uva es especialmente sensible al hongo Botrytis cinerea, que produce la llamada podredumbre gris.

La Malvasía produce vinos untuosos y de aroma intenso. Se utiliza a menudo en la elaboración de vinos blancos de gran calidad como es el caso de nuestro Diamante Blanco Semidulce (10%).

 

Garnacha blanca

Con tan solo un 0,09 % de la superficie del viñedo, la Garnacha blanca es la variedad tradicional menos cultivada en La Rioja. Según se cree, esta variedad se originaría a partir de una mutación de la Garnacha tinta española. Es por ello que comparte muchas de las características propias de esta última en cuanto a su cultivo y propiedades.

 

La Garnacha blanca es una variedad rústica, que se caracteriza por producir vinos con alto nivel de extracto y de alcohol, pero cortos en aroma y de acidez equilibrada.

 

Estas son las principales variedades de uva empleadas en la elaboración de los vinos con Denominación de Origen Calificada Rioja. Las 7 variedades de uva sobre la que se ha construido la tradición vitivinícola de la región. ¿Reconoces las características de estas uvas en los vinos de esta tierra?

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas es una de las grandes bodegas de Rioja. Con nuestros 125 años de historia, continuamos siendo un referente a la hora de hablar sobre el mundo del vino.

Deja una respuesta

He leído y acepto la política de privacidad