Hacer una cata de vinos en casa es uno de los planes más sencillos y divertidos para disfrutar del vino en compañía de los amigos o de la familia. Las catas informales son perfectas para aprender los conceptos más básicos de este mundo o para introducir a nuestros amigos más novatos en nuestra afición por el vino. Este tipo de catas se desarrollan en ambientes mucho más distendidos que las catas técnicas y así, dejan más espacio para la diversión y ayudan a fomentar la participación de aquellos menos duchos en la materia. Y es que, al final, los objetivos de este tipo de catas no son otros que disfrutar, compartir y aprender sobre vino.

Por ello, si estás pensando en organizar una cata de vinos en casa, no te pierdas este artículo en el que veremos los principales consejos y recomendaciones para dejar nuestros invitados se queden con ganas de repetir.

mujer copa vino

¿Qué necesitamos para organizar una cata de vinos en casa?

 

  • El vino

Aunque resulte una obviedad, lo primero que vamos a necesitar para organizar nuestra cata perfecta en casa son los vinos. Para ello, deberemos determinar qué tipos de vinos vamos a elegir, cuántas botellas necesitaremos y tendremos que realizar una compra específica para la cata.

Para ayudarnos con estas decisiones, lo mejor es que establezcamos una “temática” para nuestra cata, con el objetivo de acotar un poco la selección de entre todos los vinos que podemos encontrar en el mercado. Podemos seleccionar diferentes añadas de un mismo vino, diferentes vinos de la misma añada y de una región común, seleccionarlos por denominación de origen, por variedad o variedades de uva, por método de elaboración… Las opciones son casi interminables, por lo que quizá para empezar, lo más recomendable sea elegir diferentes vinos de una misma denominación de origen y añada para comparar las características de cada bodega, o plantear una cata sobre los diferentes tipos de vino que ofrece una misma bodega. Podemos tomar, por ejemplo, diferentes vinos de Bodegas Franco-Españolas y compararlos entre sí: una cata de tres tipos de blancos elaborados con diferentes variedades, con un clásico Diamante Semidulce 100 % Viura, un Talla Diamante de Viura, Chardonnay y Tempranillo blanco y un Diamante Verdejo; podemos hacer una selección de tintos con diferentes grados de envejecimiento, con un Bordón Crianza, un Bordón Reserva y un Bordón Gran Reserva; y así podemos ir complicando la cosa hasta donde queramos.

Si estamos perdidos, lo mejor es que preguntemos en nuestra bodega de confianza, donde sabrán asesorarnos mejor que nadie y donde encontraremos los mejores precios en venta directa.

En cuanto a la variedad de vinos, lo ideal es que la cata se base en entre 3 y 5 vinos distintos. Para determinar la cantidad, pensemos que en la cata las copas se llenan algo menos de lo normal, ya que vamos a degustar varios vinos distintos. Así, con una botella podremos servir unas 8 o 10 copas.

  • El espacio

Dentro de las limitaciones que nos marque nuestra casa, lo mejor es que dispongamos de un espacio suficientemente amplio y agradable para que todos los participantes puedan centrarse en disfrutar del vino cómodamente. Podemos hacer la cata sentados o de pie, e intentaremos disponer de luz natural o, en su defecto, de luz blanca. Así, podremos apreciar todos los matices de color del vino de forma fiable. También es importante controlar evitar los olores excesivos que puedan interferir en la percepción del aroma y el sabor de los vinos: perfumes, ambientadores, comidas de olor fuerte, etc. Un poco de música de fondo ayudará a crear una atmósfera distendida.

  • Algunos accesorios fundamentales…

Que nunca podemos olvidar para nuestra cata serán las fichas de cata, con información fundamental para contextualizar cada vino; las copas, al menos una por catador y por tipo de vino; manteles y servilletas blancas que no modifiquen el color del vino; y papel y lápiz para ir tomando nuestras propias notas durante la cata; agua y picos de pan u otro tipo de aperitivo neutro para ayudar a limpiar entre distintos vinos… Y, por supuesto, ¡un sacacorchos!

bordon

El objetivo principal de una cata en casa, sea con amigos o familiares, debe ser siempre el pasar un buen rato

Algunos aspectos y recomendaciones a tener en cuenta a la hora de organizar nuestra cata de vinos en casa

 

  • Las fases de la cata

Recordemos que para desarrollar la cata debemos hacerla en 3 fases: primero la fase visual, después la olfativa, y por último la gustativa. En cada una de ellas iremos tomando anotaciones e intercambiando impresiones con el resto de participantes.

  • La temperatura

Deberemos preparar cada vino para que esté a la temperatura ideal de consumo recomendada por cada bodega. Para ello podemos ayudarnos de refrigeradores, cavas para vino o cubiteras con hielo. Así disfrutaremos de cada vino en las mejores condiciones.

  • Decantar los vinos

Algunos vinos, especialmente aquello que tienen tiempos de maduración especialmente largos, necesitan ser decantados antes de su consumo. Así, liberan olores a cerrado que se desarrollan durante la estancia en botella y permitimos que sus aromas se abran y evolucionen, dejando aflorar los aromas terciarios. Si contamos con algún vino de este tipo para nuestra cata, necesitaremos un decantador y deberemos servirlo con cuidado unos minutos antes para permitir la oxigenación. Lo ideal es que reservemos estas botellas en vertical durante las 24 horas anteriores al consumo para que los posos se queden en el fondo de las botellas y no pasen al decantador.

  • El orden

Serviremos siempre los vinos en orden de menor a mayor cuerpo e intensidad aromática, si lo hacemos al revés, los vinos más suaves nos resultarán insípidos.

Catar, aprender y divertirse

 

Como decíamos al principio, el objetivo principal de una cata en casa, sea con amigos o familiares, debe ser siempre el pasar un buen rato. Si aprendemos algo sobre vinos por el camino, pues mejor que mejor. Y por eso, el juego siempre es bienvenido: compartir anécdotas divertidas, dejar cierto margen para la broma… O incluso hacer un pequeño concurso para adivinar qué vino es el mejor puntuado en una cata a ciegas. Aunque no aprendamos mucho muchísimo, seguro que sirve para ver a quién le toca organizar la próxima cata de vinos en casa.


Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Bodegas Franco Españolas (@riojabordon) el

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas es una de las grandes bodegas de Rioja. Con nuestros 125 años de historia, continuamos siendo un referente a la hora de hablar sobre el mundo del vino.

Deja una respuesta

He leído y acepto la política de privacidad