La ciudad de Logroño ofrece una gran variedad de reclamos turísticos para viajeros que vayan buscando diferentes tipos de planes. Turismo cultural, ambiente nocturno, actividades deportivas al aire libre, gastronomía… En Logroño pueden realizarse un sinfín de actividades y todas ellas reunidas en un escenario recogido y compacto, en el que es fácil moverse de un punto de interés a otro simplemente andando. Sea cual sea el tipo de turismo que queramos practicar, podremos hacerlo en Logroño. La capital de La Rioja tiene un tamaño perfecto para permitir su visita en un fin de semana. Hacer noche en esta ciudad es la mejor manera de conocer, sin prisas, sus rincones más importantes, su nutrido patrimonio histórico y cultural y su ambiente festivo. Pero también es una muy buena opción como punto en el que fijar nuestro “campamento base” desde el que ir conociendo el resto de las regiones de La Rioja.

A pocos kilómetros de Logroño podemos visitar ciudades y pueblos de obligada visita para el viajero. Enclaves de gran importancia histórica y cultural, majestuosos entornos naturales, o simplemente lugares bellos. Nájera, Ezcaray, Laguardia, San Vicente de la Sonsierra, Haro, Santo Domingo de la Calzada, San Millán de la Cogolla… Todas estas poblaciones quedan encuadradas en el mapa en un radio de unos pocos kilómetros alrededor de Logroño, otro aliciente para establecer nuestro dormitorio en la capital. Por ello, hoy vamos a descubrir algunos de los mejores alojamientos que ofrece la ciudad, dónde se ubican y qué podemos encontrar en sus alrededores.

Zonas de Logroño y oferta turística

 

Logroño es una ciudad histórica. Ya desde los tiempos en los que los romanos se asentaron en la Península Ibérica, la entonces Hispania, se estableció un importante municipio a orillas del río Ebro con el nombre de Vareia. Este enclave tenía una gran importancia como cruce de las calzadas romanas que transitaban por todo el territorio y en particular en su camino hacia la importante ciudad romana Tarraco. Su importancia como centro de reunión para el comercio fue constante y creciente a lo largo de la historia, en especial a partir del siglo X a raíz de la influencia del paso del Camino de Santiago por tierras riojanas. En el Año 1095, Alfonso VI de León y Castilla concede a la población el Fuero de Logroño, semilla de lo que hoy es la moderna ciudad de Logroño.

centro historico logrono

Foto: Kris Arnold

Esta huella histórica marca la distribución de la ciudad de Logroño en la actualidad. Con unos 150.000 habitantes, estamos hablando de un municipio de un tamaño moderado, por lo que la mayoría de los lugares de interés para el visitante se encuentran relativamente cerca unos de otros. Esto se traduce en un casco histórico céntrico que permite la visita a pie y que invita al paseo. No podemos perdernos la visita a monumentos que testigos de las épocas que acabamos de revisar: la Concatedral de Santa María La Redonda, construida entre los siglos XV y XVIII y que guarda La Crucifixión, pintura atribuida al mismísimo Miguel Ángel; el Puente de Piedra, que data del siglo XI y era el acceso utilizado por los peregrinos del Camino de Santiago para entrar en la ciudad; La Muralla y Puerta de Revellín, restos de la fortificación que protegía la ciudad en los siglos XV y XVI; La Iglesia de San Bartolomé, construida en el siglo XIII y reconstruida en el XV; La Iglesia de Santa María de Palacio, que data de los siglos XII y XIII; y un largo etcétera.

puente piedra logrono

Foto: jynus

Pero también podemos encontrar en Logroño muestras de arte contemporáneo, como la propuesta que ofrece el Museo Würth a tan solo 18 kilómetros de la ciudad; o el mejor ambiente para salir de vinos y tapas por la conocida zona de La Laurel, donde podremos deleitarnos con algunas de las especialidades de la gastronomía autóctona: patatas a la riojana, chuletillas al sarmiento, champis, migas…

Y como capital de La Rioja, imposible olvidarse de la importancia de Logroño como destino enoturístico por excelencia. Sin salir del mismo centro urbano, es posible visitar las Bodegas Franco-Españolas, las únicas bodegas de La Rioja ubicadas en el casco histórico de Logroño. Un lugar con más de 125 años de antigüedad en el que podremos conocer de primera mano la historia y el proceso de elaboración de los vinos Rioja o aprender a diferenciar todos sus matices a través de una cata.

Si nos interesa disfrutar de los mejores restaurantes, tapear por la ciudad, o disfrutar del ambiente nocturno, nada mejor que alojarnos en el mismo centro de la ciudad, en los alrededores de La Laurel(una zona comprendida entre las calles Laurel, San Agustín, San Nicolás o San Juan). Para encontrar un lugar algo más relajado y propicio para el descanso, mejor buscar nuestro alojamiento cerca de la zona donde se ubica el Ayuntamiento de Logroño. Si preferimos algo fuera del casco histórico y bien conectado, es preferible centrar nuestra búsqueda en la zona de la estación de tren de la ciudad. La oferta hotelera que ofrece la capital es muy extensa y no nos será complicado encontrar lo que buscamos.

calle tapas logrono

Foto: juantiagues

bordon

Logroño es una ciudad histórica. Ya desde los tiempos en los que los romanos se asentaron en la Península Ibérica, la entonces Hispania, se estableció un importante municipio a orillas del río Ebro con el nombre de Vareia.

¿Dónde dormir en Logroño?

 

Aunque las posibilidades que ofrece la ciudad de Logroño al viajero son interminables en cuanto al alojamiento se refiere, vamos a lanzar 5 recomendaciones de hoteles en Logroño situados en el centro histórico:

Para una escapada de relax

 

  • Hotel Gran Vía

A unos 15 minutos andando de Bodegas Franco-Españolas y en pleno centro de Logroño podemos encontrar alojamiento en el Hotel Gran Vía. Ubicado en la calle que le da nombre y con precios desde los 70 € la noche (pueden variar en temporada alta), este hotel de 4 estrellas ofrece todas comodidades que busquemos para nuestro viaje a la capital riojana: servicio de habitaciones, business corner, servicio de prensa, biblioteca, wifi gratuito, lavandería o parking con acceso al mismo hotel.

Una muy buena opción para disfrutar de la ciudad quedándonos en el mismo casco urbano y a poco más de 5 minutos a pie de la Calle Laurel.

  • Hotel F&G Logroño

Otra muy buena opción de alojamiento para nuestra visita a Logroño y a las Bodegas Franco-Españolas, es el Hotel F&G Logroño. Situado en la Avenida Viana, en el corazón de la ciudad, este hotel de tres estrellas cuenta con servicios como desayuno bufé, aparcamiento, wifi gratuito, sala de reuniones, lavandería o restaurante. Además, cuenta con gimnasio y con un SPA con jacuzzi, sauna y una amplia oferta de tratamientos de cuidado corporal y belleza personalizados. Una elección perfecta si buscamos relajarnos durante nuestra estancia en la ciudad. A tan solo 5 minutos andando de Bodegas Franco-Españolas, lo que tardaremos en cruzar el río Ebro sobre el Puente de Piedra.

relajacion hotel te

Para una escapada foodie

 

  • Hotel Murrieta

Al inicio de la calle que le da nombre, encontramos el Hotel Murrieta, en pleno centro de Logroño. Con precios desde 61 € por noche (pueden variar en temporada alta), este hotel de 3 estrellas está a unos metros de la Calle Laurel, por lo que es un alojamiento perfecto para pasar la noche si lo que queremos es disfrutar de la oferta gastronómica y el tapeo en el centro de la ciudad. En este hotel encontraremos todas las comodidades que necesitamos en nuestro viaje: wifi, desayuno bufé, garaje en el propio edificio del hotel, servicio de lavandería, recepción 24h., etc.

  • Hotel NH Logroño Herencia Rioja

También perteneciente a la cadena NH, encontramos el hotel NH Logroño Herencia Rioja. En este caso, el inmueble se ubica en pleno casco antiguo de la ciudad, en la Calle Marqués de Murrieta. A tan solo unos 5 minutos andando podemos llegar a la Calle Laurel. Muy cerca de este hotel de 4 estrellas podemos visitar también la Concatedral de Santa María La Redonda o el Museo de La Rioja, en el Palacio de Espartero. Los precios comienzan desde 66 € la noche.

Para una escapada en familia

 

  • Hotel Calle Mayor

En pleno casco viejo, en la Calle Marqués de San Nicolás, podemos encontrar el Hotel Calla Mayor. Con precios desde 85 €, este pequeño hotel construido en un palacete reformado del siglo XVI es una muestra del buen equilibrio entre lo pasado y lo moderno del que hace gala la ciudad de Logroño. El hotel, de 4 estrellas, ofrece una gran cantidad de comodidades y servicios como wifi gratuito, tablet, sala de lectura, prensa diaria, servicio de lavandería o información turística personalizada para cada huésped.

 

5 alojamientos en el centro de Logroño para pasar la noche en nuestra visita a la ciudad o como lugar de descanso mientras recorremos La Rioja. En próximos posts os hablaremos de otras opciones para alojaros en vuestra estancia en Logroño y La Rioja.

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas es una de las grandes bodegas de Rioja. Con nuestros 125 años de historia, continuamos siendo un referente a la hora de hablar sobre el mundo del vino.

Deja una respuesta

He leído y acepto la política de privacidad