La práctica de enoturismo está en clara expansión entre los viajeros locales y los visitantes internacionales a nuestro país. Y con este auge del turismo de vino, La Rioja, tierra de vino por excelencia en España, se ha ganado también un lugar destacado en el mapa del viajero. Así, tanto esta región como sus territorios cercanos, presentan hoy en día una infinidad de actividades y experiencias atractivas para el turismo relacionadas con el vino. Rutas turísticas y culturales, actividades al aire libre, eventos gastronómicos, etc. De entre todas las actividades enoturísticas que contempla la oferta de la región, la más característica y buscada por los amantes del vino es la de visitar las propias bodegas. Estas, han sabido abrir sus puertas al público, pasando de ser simplemente lugares en donde se elaboraba, criaba y envejecía el vino; a convertirse en auténticos reclamos para el visitante.

Conocer de primera mano todos los encantos del vino, sus diferentes procesos de elaboración, maduración y envejecimiento, aprender a distinguir los matices de un vino en una cata guiada, disfrutar de la gastronomía de maridaje o descubrir el vino a través de experiencias sensoriales son algunas de las actividades que podemos disfrutar en nuestra visita a las bodegas. Por ello, hoy vamos a ver algunas de las mejores bodegas para visitar en La Rioja o pertenecientes a la Denominación de Origen Rioja. Auténticos templos donde celebrar el vino.

1. Bodegas Franco-Españolas

Como no podía ser de otra manera, comenzamos este viaje en Bodegas Franco-Españolas, casa de los vinos Bordón y Diamante, fundada en 1890. Una bodega tradicional con más de 125 años de existencia, en donde poder conocer de primera mano la historia y los métodos de elaboración de los vinos Rioja. A través de diferentes fórmulas de visita, podemos disfrutar de visitas guiadas a la bodega, catas, experiencias gastronómicas o sesiones de cine de verano acompañadas de una copa de vino… Y todo ello a tan solo 5 minutos del casco histórico de Logroño, capital de La Rioja, lo que hace de estas bodegas una parada casi obligada para los viajeros amantes del vino.

bodega franco espanolas

2. Bodegas Ysios

Nos desplazamos hasta la Rioja Alavesa para visitar una de esas bodegas que llaman la atención al viajero ya desde que la contempla en la carretera. Hablamos de las Bodegas Ysios y del espectacular edificio que acoge todo el complejo, obra del arquitecto Santiago Calatrava y ubicado en Laguardia. Solo la contemplación de la singular cubierta del edificio con la Sierra de Cantabria de fondo ya justifica la visita a esta vanguardista bodega.

bodega ysios edificio

Foto: Roberto Lumbreras

3. Bodegas Marqués de Riscal

También en la Rioja Alavesa, esta vez en el municipio de Elciego, nos detenemos en otras bodegas que atraen al visitante por su espectacular arquitectura. Hablamos de Marqués de Riscal y de su Ciudad del Vino, obra del arquitecto canadiense Frank Gehry. Un edificio moderno para introducir a las bodegas más antiguas de Álava, fundadas en 1858, en pleno siglo XXI. Su hotel, sus dos restaurantes exclusivos o su Spa Vinothérapie Caudalie, completan los argumentos para disfrutar de una jornada de enoturismo visitando estas bodegas.

bodegas marques de riscal

Foto: Sergio RC

4. Bodegas Muga

Paramos ahora en Haro, el principal municipio de la Rioja Alta, para visitar las Bodegas Muga. Ubicadas en el Barrio de la Estación, en estas bodegas podremos conocer en origen todo el proceso de elaboración tradicional de sus vinos Rioja, así como el de manufacturación de sus propias barricas. Durante nuestra visita a estas bodegas, tendremos la posibilidad de realizar también otras actividades como un curso de iniciación a la cata, conocer los viñedos a bordo de un segway e incluso sobrevolar La Rioja en globo.

5. Bodegas Roda

Y en Haro, de nuevo en el Barrio de la Estación, cerramos también nuestro repaso por algunas de las mejores bodegas para visitar en la región de La Rioja. Lo hacemos con Bodegas Roda, un proyecto vitivinícola iniciado en 1987, cuya bodega se asienta sobre unos calados del siglo XIX.

Aquí podremos descubrir los métodos de elaboración de sus vinos, así como sus procesos de crianza en barricas de roble francés. En Roda ofrecen diferentes fórmulas de visita a sus instalaciones, desde visitas guiadas con catas de sus vinos y de aceites de oliva y visita a su exposición fotográfica, hasta visitas “luxury” privadas con catas comentadas, comidas o paseos en calesa por los viñedos.

 

Estas son tan solo 5 de las mejores bodegas que podemos visitar en Rioja. Una excusa perfecta para celebrar el vino viajando.

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas es una de las grandes bodegas de Rioja. Con nuestros 125 años de historia, continuamos siendo un referente a la hora de hablar sobre el mundo del vino.

Deja una respuesta

He leído y acepto la política de privacidad