Seguramente nos habrá pasado más de una vez que estando en un bar o en un restaurante hayamos escuchado a alguien pedir un vino Tempranillo. Este tipo de vinos son de lo más habitual en nuestro país, pero sin embargo no todo el mundo sabe exactamente a qué hace referencia esta denominación. Si estamos en ese grupo, o si queremos ahondar en nuestro conocimiento sobre los vinos Tempranillo, estamos en el lugar adecuado. Y es que hoy queremos descubrir qué es el vino Tempranillo, cuáles son las propiedades esenciales de la variedad de uva de la que estos vinos toman su nombre y qué características generales suele mostrar el vino Tempranillo.

Descubre nuestros vinos

¿Qué es el vino Tempranillo?

Un vino Tempranillo es aquel vino elaborado principalmente con esta variedad de uva. En particular, y según criterios de la Unión Europea, estaríamos hablando de vinos que contengan en su ensamblaje al menos un 85 % de la variedad Tempranillo. Este tipo de uva es un híbrido surgido de la combinación de las variedades Albillo mayor, uva blanca originaria de La Rioja, y la Benedicto, una variedad tinta oriunda de Aragón y prácticamente extinta hoy en día. El nombre de Tempranillo le viene dado por su corto ciclo de maduración en comparación con el del resto de variedades, ya que comienza con el final de los últimos fríos ya en primavera y termina antes de las primeras heladas otoñales.

La Tempranillo es la uva tinta más importante para los viticultores españoles, siendo también la primera en volumen de cultivos (solo por detrás de la variedad blanca Airén) y estando aceptada en la práctica totalidad de las Denominaciones de Origen Nacionales. Así, en función del lugar de cultivo, se la puede conocer también como Tinta de Toro, Tinta del país, Cencibel o Ull de Llebre (en catalán, ojo de liebre). Además, esta uva autóctona de La Rioja es de vital importancia para la elaboración de vinos de Rioja, suponiendo en la región el 87,7 % de los cultivos y siendo clave para la configuración de la personalidad propia de nuestros vinos.

Fuera de nuestras fronteras, la variedad Tempranillo se cultiva en buena medida en países como EEUU, Australia, México o Portugal, donde es una de variedad de uva esencial para la producción de vinos de las Denominaciones de Origen de Oporto, Douro y Alentejo.

Propiedades de la variedad Tempranillo

Para poder entender cómo son los vinos Tempranillo, primero debemos conocer un poco cuáles son las principales propiedades de la uva que les presta el nombre, para entender en qué medida esta les influye en el carácter.

La variedad Tempranillo es una uva que puede cultivarse en multitud de suelos y climas, sin embargo, la elección de los mismos y la experiencia de las bodegas durante los procesos de vinificación van a condicionar de manera fundamental la calidad final del vino Tempranillo. Y es que para dar lo mejor de sí, los viñedos de Tempranillo necesitan una combinación de largas exposiciones al sol durante el día y temperaturas frías durante la noche. Condiciones ambientales que se dan con mayor facilidad en las tierras donde se producen los vinos de Tempranillo con más renombre: Rioja y Ribera del Duero.

Por otro lado, la variedad es también sensible al exceso de agua y al ataque de ciertos hongos especialmente prolíficos en condiciones de humedad. Así, las bayas de Tempranillo, características por su perfecta redondez, su gruesa piel y por su intenso color negro violáceo, se ven beneficiadas por una mayor concentración de nutrientes cuando las lluvias son moderadas, sobre todo cuando se va acercando el tiempo de la vendimia. Solo así las uvas de Tempranillo podrán mostrar un equilibrio perfecto entre acidez y concentración de azúcares, sirviendo de materia prima perfecta para la elaboración de vinos tempranillo de calidad.

bordon

La variedad Tempranillo es la uva tinta más importante para los viticultores españoles, siendo también la primera en volumen de cultivos.

Características del vino Tempranillo

La principal cualidad de la variedad de uva Tempranillo es el equilibrio. Contiene unas cantidades moderadas de azúcares y de niveles de acidez. Y en este punto radica parte de su éxito y de la expansión de su uso entre los viticultores de nuestro país, ya que estas cualidades la hacen una variedad muy versátil a la hora de combinarla con otras variedades de uva durante el ensamblaje de los vinos de mezcla.

Sin embargo, los vinos Tempranillo de calidad tienen una gran personalidad propia, que refleja todos los cuidados que se deben poner, tanto en el cultivo de la vid como en los procesos de elaboración, para producirlos. Así, los vinos Tempranillo suelen destacar por su color intenso, mostrando los tintos jóvenes tonos violáceos, malvas y azulados, brillantes y llenos de reflejos. Colores que evolucionan hacia naranjas profundos, rojos y granates en el caso de los vinos con más crianza.

Y es que a pesar de que podamos tender a asociar los vinos Tempranillo con vinos jóvenes, lo cierto es que este tipo de vinos pueden ser los candidatos perfectos para procesos de envejecimiento prolongados, ya que la crianza en barricas de roble les sienta de maravilla.

En la fase aromática de la cata, los Tempranillo de calidad se caracterizan por las notas frutales y florales, sobre todo cuando son vinos jóvenes. Aquí es fácil que apreciemos matices de cereza, de fresa, de ciruela o de otros frutos rojos o de frutos del bosque. También pueden ser reconocibles recuerdos a hierbas aromáticas, violetas, lácteos, yogur o caramelo.

En el caso de los vinos Tempranillo con más crianza, persiste el carácter afrutado, pero este cede parte del protagonismo en favor de aromas más complejos, como la vainilla, el clavo, el tabaco o el cuero. Y en algunos casos también podremos percibir matices de café, cacao, chocolate o coco. Siempre mostrando un buen equilibrio entre aromas, mostrándose estos de forma ordenada y sin estridencias.

Una vez en boca, los buenos Tempranillos son vinos elegantes, caracterizándose una vez más por el perfecto equilibrio entre unos niveles de acidez y una concentración de azúcares y alcohol moderados. Son vinos estructurados, de cuerpo medio y fáciles de beber, que se benefician del paso por barrica mostrando unos taninos suaves y afinados.

Finalmente, cabe destacar que aunque la variedad Tempranillo se emplea de forma muy mayoritaria en la elaboración de vinos tintos, cada vez más habitual encontrarse también con vinos blancos que incorporan esta variedad. Podemos disfrutar incluso de vinos monovarietales de Tempranillo blanca, una variedad aparecida en 1988 en La Rioja a partir de una mutación natural de Tempranillo tinta. Estos vinos blancos de Tempranillo suelen mantener el carácter afrutado y floral de los tintos, son también equilibrados y de buena estructura, frescos, fáciles de beber y de taninos bien redondeados. En algunos casos admiten incluso el paso por barricas de roble, que tan bien sienta a los vinos de la variedad Tempranillo.

Vinos Tempranillo de Bodegas Franco-Españolas

Como hemos visto, los vinos Tempranillo de calidad se definen por su elegancia y por un medido equilibrio. Esto los convierte en vinos ideales para cualquier ocasión, gracias a su gran versatilidad a la hora del maridaje, que les permite realzar el sabor de casi cualquier bocado sin llegar a eclipsarlo. Son, por ejemplo, una opción ideal para llevar a una cena con amigos, cuando no conocemos el menú de antemano. Y así, este tipo de vinos puede acompañar perfectamente a platos contundentes, como carnes rojas, asados o guisos; pero también puede ser perfecto con pastas, pizza, pescados como el salmón o el atún, embutidos y, cómo no, también con quesos.

En Bodegas Franco-Españolas, nuestro vino Bordón D’Anglade Crianza un vino tinto de color picota, con matices aromáticos de frutos rojos, especias y fondo de regaliz. Un vino equilibrado, perfecto para compartir en las reuniones con los seres queridos.

Descubre nuestros vinos

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas es una de las grandes bodegas de Rioja. Con nuestros 125 años de historia, continuamos siendo un referente a la hora de hablar sobre el mundo del vino.

Deja una respuesta

He leído y acepto la política de privacidad