fbpx

No hay nada como entrar en calor durante un día de mucho frío. Si, además, existe forma de hacerlo con un toque dulce, ¡mucho mejor! Esto es lo que nos ofrece el glühwein, una receta de vino caliente especialmente indicada para el invierno y épocas festivas como Navidad.

¿Qué es esta bebida y cómo hacer vino caliente?

Más allá de las pequeñas diferencias propias de cada país –en Alemania se lo conoce como glühwein, en Inglaterra como hot wine o mulled y en los territorios escandinavos como glögg– la receta de vino caliente es un preparado típico de países fríos, donde es común encontrarlo en los puestos navideños y reuniones familiares de este periodo festivo.

Debido a su composición, el vino caliente con especias es una bebida ideal para consumir durante las temporadas más frías del año. De hecho, si bien el origen de este vino parece encontrarse en Europa, donde según la tradición se toma durante los días del adviento cristiano, también se tiene constancia de preparaciones de vino caliente en la Antigua Roma, conocido entonces bajo el nombre de conditum.

Para su preparación se recomienda evitar los vinos envejecidos y optar por un vino ligero —de 7 a 9º— y semiseco, al que se le añadirán elementos dulces como azúcar, naranja y diversas especias. De cualquier forma, también existen recetas clásicas a base de vino blanco —más propias de Italia y Austria— o ingredientes adicionales como ron o amaretto.

Receta para vino caliente: cómo preparar el tradicional glühwein

Hacer vino caliente es muy sencillo. Si a este detalle le sumamos su matiz dulzón, rápidamente comprobarás cómo el vino caliente se trata de una bebida muy particular. No obstante, te recordamos que, pese a su delicioso sabor, se trata de una preparación alcohólica. ¡Ten especial cuidado con los pequeños de la casa!

Ingredientes

Los ingredientes y la cantidad de estos dependerán de tus gustos. No obstante, para la receta de vino caliente básica y tradicional necesitarás:

  • 1 botella o 750 mililitros de vino tinto ligero
  • 80 gramos de azúcar moreno
  • 1 naranja cortada en rodajas
  • Zumo de 1 naranja
  • 2 ramitas de canela
  • 1 semilla de anís estrellado
  • 1 pizca de clavo

Elaboración

  1. Comienza la preparación colocando el vino tinto en una cazuela a fuego medio. Deberás permanecer pendiente de su temperatura con el objetivo de evitar que el vino rompa y se evapore.
  2. Añade el azúcar moreno, las rodajas de naranja y el zumo de naranja. Remueve suavemente e incorpora las ramitas de canela, el anís estrellado y la pizca de clavo.
  3. Deja cocinar durante 20 a 25 minutos y retira del fuego. Sirve caliente.

Glögg, receta de la variante sueca

Si, en cambio, te atreves con la receta de vino caliente especiado de Suecia, necesitarás seguir con atención esta receta:

Ingredientes

  • 1 litro o 750 mililitros de vino tinto
  • 10 cucharadas de vodka
  • 4 cucharadas de azúcar moreno
  • Piel de 1 naranja
  • 2 cucharadas de pasas
  • 2 rodajas finas de jengibre
  • 2 ramitas de canela
  • 1 semilla de anís estrellado
  • 1 vaina de vainilla
  • 8 clavos de olor
  • Una pizca de pimienta de Jamaica
  • 10 semillas de cardamomo verde

Elaboración

Si dispones de tiempo suficiente, introduce en un frasco de cristal el vodka, la piel de naranja, las ramitas de canela, la pimienta, el jengibre, el cardamomo, el clavo, el anís estrellado y el interior de la vaina de vainilla. Cierra el recipiente, agítalo suavemente y resérvalo durante un día y medio en el interior de la nevera.

En caso de que desees preparar la receta en el mismo momento, introduce directamente todos los ingredientes en una cazuela y deja cocinar a fuego medio bajo durante 15 a 20 minutos. Evita que la mezcla rompa a hervir. Trata de mantener una temperatura estable durante todo el proceso. Una vez finalices este paso, retira del fuego y deja reposar durante una hora. Cuela los ingredientes. Antes de finalizar, coloca unas pasas y almendras en el fondo de la taza y vierte la bebida sobre estos ingredientes.

Consejos para hacer un vino caliente perfecto

En lo que a sabor se refiere, no todos los vinos tintos son adecuados para hacer vino caliente. Para lograr un resultado óptimo, te recomendamos escoger vinos ligeros, afrutados y semisecos por encima de cualquier otro vino de crianza o añejo. El vino en sí mismo es la base —y el gran secreto— de esta receta.

Por otra parte, si bien lo recomendable es servir la bebida caliente minutos después de su preparación, siempre puedes guardarlo y calentarlo para degustar cuando desees. Regresar a casa y tomar una taza de vino caliente te quitará el frío de los huesos.

¿Cómo acompañar la receta de vino caliente?

El delicioso aroma que emana de esta bebida resulta tan reconfortante que se suele tomar acompañado de dulces navideños y galletas, especialmente de preparaciones caseras. En cambio, el glögg se sirve con pasas y almendras peladas, y durante la fiesta de Santa Lucía en Suecia se acompaña con lussekatts y pan de jengibre.

Además de deliciosa y reconfortante, la receta de vino caliente es sencilla y rápida, ideal para dedicar poco tiempo a la cocina y tomar asiento en el sofá, cubierto por una manta. Sin duda, hacer vino caliente en un día de lluvia y frío es un pasatiempo único

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas es una de las grandes bodegas de Rioja. Con nuestros 125 años de historia, continuamos siendo un referente a la hora de hablar sobre el mundo del vino.

Deja una respuesta

He leído y acepto la política de privacidad