fbpx

Uno de los aspectos fundamentales que se deben tener en cuenta a la hora de elaborar un vino es gestionar al detalle cada fase del proceso de elaboración. Y aunque todas estas fases merecen atención, lo cierto es que una de las últimas, el embotellado, requiere de un especial cuidado si se quiere asegurar la calidad del producto final. No vaya a ser que, después de haber remado tanto, vayamos a morir justo cuando estamos a punto de llegar a la orilla.

A lo largo de la historia, han sido muchas las formas de conservar y transportar vino (ánforas de barro, pieles de animales, barriles, etc.) pero la botella de vidrio hace tiempo que dejó atrás a todos sus rivales. Y aunque el uso de este material no comenzó a generalizarse hasta el siglo XVIII, lo cierto es que su durabilidad, su fácil transporte y su bajo precio lo hacen insuperable. Si a esto además le sumamos que permite aislar el vino del oxígeno, haciendo que dure más y que su sabor permanezca más tiempo inalterado, no es de extrañar que su uso se haya convertido prácticamente en monopólico. Sin embargo, la botella de vino es mucho más que un envase e influye directamente en muchas de las características constitutivas del vino. Un ejemplo de esto, que quizás no sabías, es que el vidrio de las botellas de tinto tiene ese color verde característico para evitar que las radiaciones ultravioletas lleguen hasta el vino. El de las botellas del vino blanco, sin embargo, suele ser transparente, ya que este no suele ser un vino que se guarde durante mucho tiempo. En este post te mostramos los tamaños de botellas de vino más habituales y te explicamos lo qué es un vino mágnum. Acompáñanos.

tipos de cata

Tamaño de la botella de vino

Aunque, como todos sabemos, la botella de vino más utilizada es la de 0,75 L, lo cierto es que existen muchos otros tamaños. Los más habituales son las siguientes:

1. Piccolo, Cuarto botella, Benjamín o Split (18,7 a 20 cl)

Es la botella que te dan en aviones, trenes, etc. Equivale a un cuarto de botella estándar, una copa abundante.

2. Demi o Media Botella (375 cl)

Con la mitad de tamaño que las botellas convencionales, es muy usada en restaurantes y como regalo en bautizos y otras celebraciones.

3. Estándar (0, 75 L)

La botella más utilizada.

4. Mágnum (1,50 L)

Es el nombre que se usa para designar a la botella que equivale a dos botellas estándar.

5. Marie Jeanne (2,25 L)

Equivalente a 3 botellas de vino convencionales. Fue usada de manera muy puntual en el embotellado de coñac y otros destilados.

6. Doble Mágnum (3 L)

Equivalente a 4 botellas convencionales.

7. Réhoboam (4,5 L)

Equivalente a 6 botellas.

8. Mathusalem (6 L)

Equivalente a 8 botellas.

Qué es un vino mágnum y cuáles son sus ventajas

Como ya hemos dicho, una botella mágnum es aquella que contiene un volumen de líquido equivalente al de dos botellas normales, es decir un litro y medio de vino. Es muy valorada por los coleccionistas y cada vez se comercializa más, ya que cuenta con ventajas de las que carecen las botellas de otros tamaños. Algunas de estas ventajas son las siguientes:

Ventajas de la botella mágnum

  1. Es una botella perfecta para compartir entre cuatro o cinco personas. Ideal para quedar bien en una cena con amigos.
  2. Los vinos envasados en una botella tamaño mágnum son más uniformes y se degradan menos que los estándares, ya que tanto la microoxigenación como los cambios de temperatura que sufren son menores. Al haber menos oxígeno (ya que el líquido ocupa más espacio), el proceso de maduración del vino se ralentiza, multiplicando sus virtudes aromáticas y gustativas.
  3. Es fácil de transportar y servir.
  4. Es un tipo de botella cuya producción no se ha masificado.
  5. Otra ventaja es que a este tipo de botellas no les afectan tanto los cambios de temperatura. Y es que, cuanto mayor sea la cantidad de líquido embotellado, menor probabilidad de que la calidad del vino pueda verse alterada por cambios térmicos.
  6. Es una buena inversión, ya que el tamaño mágnum hace que el vino conserve durante más tiempo su sabor y su aroma.
  7. Es un regalo ideal para los amantes del vino. El hecho de ser más costosa y de comercializarse menos le otorga un componente de exclusividad del que carecen otros tamaños.

 

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas es una de las grandes bodegas de Rioja. Con nuestros 125 años de historia, continuamos siendo un referente a la hora de hablar sobre el mundo del vino.

Deja una respuesta

He leído y acepto la política de privacidad