fbpx

La uva Viura, ampliamente conocida también como Macabeo en algunas zonas de nuestro país, es una de las variedades de uva blanca más cultivadas en España para la producción de vinos. Y es también, sin lugar a dudas, la variedad blanca por excelencia y una de las más valoradas dentro de la tradición vinícola riojana.

Esta uva grande y redonda da lugar a vinos blancos jóvenes bien equilibrados, frescos, con buena acidez, buen cuerpo y con un contenido en alcohol no demasiado elevado. Pero es en la elaboración de los grandes vinos blancos de crianza donde la Viura deja ver todo su potencial enológico, produciendo vinos de excepcional calidad y complejidad aromática. Vinos untuosos, elegantes y de gran persistencia.

En este artículo vamos a ver brevemente cuáles son las principales características de la uva Viura. Conoceremos su origen, las zonas más habituales de cultivo, los cuidados específicos que reciben los viñedos de uva Viura y, por supuesto, veremos también las propiedades y características más comunes de los vinos producidos a partir de esta variedad.

Origen de la variedad Viura

La Viura o Macabeo, al igual que otras de las grandes uvas de la tradición vinícola española, tiene una historia centenaria que nos lleva hasta unos orígenes difusos. Algunos estudiosos trazan las primeras noticias de esta variedad Macabeo en ciertas zonas del Pirineo aragonés o del Pirineo Francés. Sin embargo, para acercarnos a la primera referencia escrita a la Viura o Macabeo debemos dirigirnos a la Tarragona de 1564, más concretamente a un texto del arqueólogo, epigrafista y jurista Lluís Pons d’Icart.

Sea como fuere, la historia de la viticultura de la uva Viura está fuertemente arraigada en nuestro país, principalmente en Rioja y otras zonas aledañas del norte peninsular, como Aragón y Cataluña, donde es una de las variedades imprescindibles para la producción de los prestigiosos vinos espumosos de la D.O. Cava. Y así, parece claro que su origen como variedad para la elaboración de vino procede de algún punto de la península Ibérica. Desde el punto de vista genético, la Viura parece ser un cruce entre dos antiguas variedades presentes en la zona: la Hebén, común por aquel entonces en el territorio que hoy conforma el norte de España; y la uva Brustiano Faux, una desaparecida variedad francesa. Aunque en la actualidad, y como veremos a continuación, el cultivo de la variedad Viura se ha extendido enormemente por buena parte del resto de España, debido a su gran potencial como uva vinícola.

Principales zonas de producción de la uva Viura

Como decimos, el cultivo de la Viura se extiende hoy en día por buena parte del territorio nacional. Dentro de nuestro país, la superficie del viñedo destinado a la producción de esta uva abarca una extensión aproximada de unas 46 000 hectáreas, lo que equivaldría a cerca del 5 % del total del viñedo español. En cuanto a regiones concretas, destacan por el cultivo de la Viura y por su uso para la elaboración del vino, por tradición, las regiones de Rioja, Cataluña, Aragón o el País Vasco. Posteriormente, otras zonas del país también han adoptado el cultivo de la Viura o Macabeo, entre ellas, Valencia, Murcia, Extremadura, Castilla-La Mancha o Castilla y León.

Más allá de nuestras fronteras, el cultivo de la Viura y su uso para la producción de vinos está también muy extendido en la gran región vinícola francesa de Languedoc-Rosellón, donde la emplean para elaborar sus reconocidos vinos blancos fortificados.

Características de la variedad Viura

La vid de la Viura o Macabeo se muestra vigorosa y de porte erguido, siendo una variedad de producción bastante elevada. Los racimos de esta variedad son compactos y de buen tamaño. Las uvas, también son medianas o grandes y de forma redondeada bastante regular. El color de las bayas es amarillo verdoso, según el grado de maduración, y su mosto es limpio e incoloro, de buen cuerpo y con un nivel de azúcares bien equilibrado.

Cuidados del viñedo y cultivo de la uva Viura

En lo referente al cultivo, la Viura destaca por su capacidad de adaptación a diferentes climatologías y tipos de suelo, y también por el buen rendimiento de sus cepas. En cualquier caso, es una variedad sensible a la sequía y también al frío y a la humedad excesivos. Por su gran productividad, suele recomendarse la poda corta. Por otro lado, se la considera una vid bastante sensible al efecto del viento, por lo que habitualmente se la protege de este factor ambiental recurriendo al cultivo mediante el sistema de soporte en espalderas. También es sensible al ataque de algunos hongos, como al Botrytis cinerea, desencadenante de la podredumbre gris, al oídio y a ciertos tipos de ácaros y bacterias.

Vinos de Viura: principales características de cata

Los vinos de Viura suelen ser blancos de aromas delicados, de marcado carácter frutal y ciertas notas florales. Muestran a menudo un buen nivel de acidez, a veces con un toque de astringencia, bastante notable en los vinos blancos jóvenes y que permite elaborar blancos de guarda que mantienen ese punto de frescura después de la crianza. Destacan especialmente estos blancos de guarda dentro de la tradición vinícola de los vinos de Rioja, donde la barrica de roble confiere y matiza en gran medida la personalidad aromática de los vinos elaborados con la variedad Viura. Vinos con ese buen punto de acidez y con una gran capacidad de evolución y mejora a través de la crianza oxidativa, en los que aparecen a menudo los aromas tostados, especiados e incluso balsámicos. Unos vinos que han ganado en complejidad y sofisticación en los últimos años, en parte gracias a técnicas como la fermentación del mosto sobre las propias lías. Son los de Viura, vinos blancos ligeros pero con cierto cuerpo. Frescos, aromáticos y no demasiado alcohólicos. Vinos bien estructurados, equilibrados y melosos. Siempre fáciles de beber y siempre elegantes.

Unos vinos blancos muy versátiles desde el punto de vista del maridaje. Perfectos para tomar con todo tipo de aperitivos, con quesos, platos de pasta, mariscos y pescados. Eso sí, siempre servidos bastante fríos.

Vinos blancos Diamante y Bordón, los Viura de Rioja

Nada mejor para conocer la personalidad enológica de la variedad Viura que acercarse a los vinos blancos de Bodegas Franco-Españolas. Vinos de fuerte arraigo en la tradición vinícola de Rioja, en la que la Viura es una pieza fundamental a la hora de definir la expresividad de nuestros blancos. Con cada uno de estos vinos intentamos mostrar una versión diferente de las posibilidades enológicas de la Viura:

Un blanco elaborado con uva Viura al 100 % que es ya historia viva de la elaboración de vinos blancos de Rioja, siendo el pionero de los vinos semidulces de la región. Un blanco suave y untuoso, de color amarillo pajizo con reflejos dorados. Floral, frutal y fresco. Perfecto para tomar con aperitivos, arroces, mariscos y pescados, ensaladas y todo tipo de platos fríos.

Una reinterpretación más descarada de los blancos de Rioja, en el que la tradicional Viura se deja arropar por las variedades Tempranillo blanco y la Chardonnay. Cada variedad se fermenta por separado para conservar la complejidad aromática propia de cada una de ellas. Un vino pajizo en el que destacan los tonos verdosos. Aromáticamente complejo, recuerda a frutas maduras y exóticas, y también muestra cierto carácter cítrico. Un blanco equilibrado y elegante, con un punto de carbónico natural siempre fresco. Ideal con arroces, pescados, mariscos e incluso con postres.

Nuestro blanco seco elaborado totalmente con esta variedad de uva Viura tan de Rioja. Un blanco amarillo pálido de intenso aroma frutal. Limpio, brillante y franco en su paso por boca. Una opción de maridaje ideal junto con pescados, mariscos, platos de legumbres y verduras, o quesos de cabra.

Un exclusivo vino monovarietal de uva Viura que elaboramos solo con la producción de las mejores añadas de Rioja y que es nuestro particular homenaje al viñedo riojano. Un blanco de tirada limitada que envejecemos durante 18 meses, junto con sus lías, en barricas de roble francés y americano. Amarillo con reflejos dorados, este Bordón Viña Sole destaca por su aroma balsámico y especiado. Delicado en boca, cremoso y persistente, recuerda a frutos secos y matices tostados. Un vino perfecto con aperitivos, entrantes, platos de pescado y con carnes blancas.

¿Te animas a probarlos?

 

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas es una de las grandes bodegas de Rioja. Con nuestros 125 años de historia, continuamos siendo un referente a la hora de hablar sobre el mundo del vino.

Deja una respuesta

He leído y acepto la política de privacidad