fbpx

El maridaje es el arte de combinar las comidas con bebidas que ayuden a resaltar las características de ambos. Una de las uniones más populares y valoradas en el mundo de la gastronomía es la de vinos y carnes. En este artículo repasaremos las características de los distintos tipos de vino y cuáles son las recetas de carne que mejor van con cada uno.

Vinos y carnes, una pareja sin igual

La combinación de dos elementos gastronómicos que logran equilibrarse o potenciarse entre sí es lo que se llama, en el mundo de la cocina, el maridaje. Una de las uniones más valoradas por los comensales es la de los vinos y carnes, ya que ambos alimentos, si son seleccionados respetando ciertos detalles, logran una armonía sensorial envidiable.

Existen distintas maneras de abordar esta fusión. Por un lado, tenemos el maridaje complementario donde se consigue que la combinación entre vino y comida resalte gracias a que comparten características gustativas y aromáticas semejantes. Por otro lado, está lo que se denomina maridaje de contraste, donde se juntan elementos que no comparten sabores o aromas, buscando experimentar nuevas sensaciones que no se lograrían si se prueban por separado. Ambas técnicas son igual de interesantes y nos permiten explorar y ahondar en las peculiaridades, tanto de los vinos como de las comidas.

En cualquier caso, a la hora de maridar la carne, existe un consenso clásico: van bien con los tintos. Aunque hoy en día esta regla es relativa, pues existen muchos vinos blancos y rosados que combinan fenomenal con las carnes, en este artículo vamos a centrarnos en el maridaje de los vinos tintos con las carnes.

Las posibilidades de combinación son prácticamente infinitas, así que abordaremos el maridaje de vinos y carnes tomando como base el nivel de envejecimiento del vino, resaltando qué tipos de recetas y tipos de elaboraciones combinan mejor con cada uno.

vino para acompañar carne

Vino para carnes: dos consejos clave

Antes de detallar las características de cada vino y sus posibles acompañantes, repasemos dos nociones básicas a la hora de maridar vinos y carnes.

  • La calidad ante todo

Al maridar dos elementos gastronómicos, en este caso vinos y carnes, es fundamental elegir el mejor producto posible. Es decir, un vino de calidad debe estar acompañado por un corte de carne de igual rango y viceversa. La idea es que un sabor no empañe al otro, sino que se complementen.

  • Ten en cuenta el tipo de cocción

Cuando pensamos en un maridaje, no solo debemos tener en cuenta el tipo de vino y de comida, sino también la preparación del plato. No es igual el maridaje para una carne a la brasa que el de una carne guisada.

Vino, una bebida aliada del tiempo

Teniendo en cuenta que el vino es una bebida cuyo saber evoluciona según su envejecimiento, vamos a ver las características de las distintas variedades de tintos según su tipo de crianza en barrica. Cada uno, gracias a sus notas en boca y nariz, e incluso su color, son candidatos para acompañar distintos tipos de carnes.

Crianza

Estos vinos, a diferencia de los jóvenes, pasan por un proceso de crianza en barrica que les aporta cuerpo, siendo a su vez bastante versátiles y equilibrados. Estas tres características los hacen ideales para maridar con una gran variedad de comidas. Son acompañantes idóneos para carnes blancas, rojas y asados. Nuestro Bordón Crianza es un perfecto ejemplo, con un paso por barricas de roble americano y francés de 14 meses y una maduración final de 6 meses en botella. Destaca por su tono especiado en boca, notas a frutas rojas en nariz y un llamativo color rojo cereza.

Reserva

Los productores de antaño solían conservar provisiones de sus mejores vinos en la bodega, como una reserva personal. De ahí proviene el nombre que denomina a esta variedad, caracterizada por un mayor tiempo de envejecimiento que el Crianza, que es de al menos 36 meses, de los cuales 12 deben permanecer en barrica. Destacan por la potencia de su aroma y sabor, como bien lo demuestra el Bordón Reserva, un vino con una carga frutal importante, notas a chocolate y cedro y un color cereza con tonos rubí. Esta variedad es ideal para acompañar carnes a la brasa o asados, ya que su complejidad se complementa con los sabores intensos de carnes preparadas con este tipo de cocción.

vino para carnes

Gran Reserva

Estos son los vinos más descaradamente clásicos que una bodega puede elaborar. Suelen estar hechos con las mejores cosechas, pasando por un proceso de envejecimiento de al menos 5 años, de los cuales 18 meses deben ser en barricas de madera. Nuestro Bordón Gran Reserva demuestra que los matices de degustación en este vino superan a otros de menor envejecimiento. Destaca por la elegancia de sus taninos maduros, sus notas a tabaco, con tonos especiados y un color rubí que nos recuerda al rojo intenso cobrizo de las tejas. Un verdadero espectáculo culinario, ideal para acompañar carnes rojas de sabor intenso, como cordero y entrecot, especialmente si se preparan a la brasa o en guisos. También se trata de vinos ideales para maridar carnes de caza como el conejo, el pato, el jabalí, el venado o el corzo, entre otros.

Siempre hay lugar para algo especial

En Bodegas Franco-Españolas creamos vinos con carácter que sorprendan y acompañen en tus mejores momentos. Un ejemplo de ello son nuestros Bordón Viña Sole, Bordón D’Anglade y Bordón D’Anglade Crianza, tres vinos de edición especial, pensados para homenajear a quien en 1890 fundara nuestra bodega, el Barón D’Anglade. Si estás pensando en un vino para acompañar carnes de alta calidad, cocinadas a la brasa, en salsa o guisadas, estos son tus candidatos.

Cada receta tiene infinidad de posibilidades y solo es cuestión de ir probando y degustando diferentes maridajes para disfrutar de una experiencia gustativa más completa.

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas es una de las grandes bodegas de Rioja. Con nuestros 125 años de historia, continuamos siendo un referente a la hora de hablar sobre el mundo del vino.

Deja una respuesta

He leído y acepto la política de privacidad