fbpx

Son el plato estrella de las cenas románticas o de las comidas especiales en familia, especialmente durante las Navidades. Esto hace que, en ocasiones, se piense que la receta de almejas al vino blanco parezca complicada, pero nada más lejos de la realidad. Para elaborarlas sólo necesitas unos 15 minutos de preparación y contar con 4 ingredientes básicos de buena calidad. A partir de aquí, es importante saber cómo limpiar las almejas y conocer cuáles son los mejores vinos blancos para acompañar la degustación de este plato.

De todo ello te hablamos hoy, en este nuevo artículo. Coge papel y boli, sigue leyendo y apunta la fecha de la próxima comida o cena en la que dejarás con la boca abierta a tus comensales.

A la hora de comprar las almejas

Ya hemos adelantado que uno de los puntos más relevantes de esta receta es que los ingredientes principales que utilices sean de buena calidad y aquí las almejas son las reinas del plato. Almejas que, siempre que puedas, opta por comprarlas el mismo día que las vayas a cocinar, de manera que estén lo más frescas posibles. En este sentido, a la hora de comprarlas fíjate en que estén medio abiertas (pero tampoco abiertas del todo) y que no desprendan mal olor.

En caso de tener que decantarte por alguna variedad, siempre que puedas opta por la almeja fina, que reconocerás por tener un color arenoso y ser una de las más carnosas, por lo que es perfecta para elaborar esta receta. Si no encuentras esta variedad, también puedes decantarte por la babosa, que es muy parecida a la anterior. La variedad japónica o la rubia están más orientadas a guisos, arroces o para acompañarlas con otras verduras o legumbres.

Cómo limpiar las almejas

Las almejas tienen la costumbre de tragar una gran cantidad de agua cada vez que se abren, pero al hacer este movimiento, también entra dentro de ellas mucha arena, por lo que limpiarlas es una parte importante de esta receta si no queremos encontrarnos con restos de tierra a la hora de llevárnoslas a la boca.

Pero no te preocupes: es tan sencillo como cocinarlas. Solo tienes que ponerlas en agua fría dos o tres horas antes (si puedes tres, mejor) y añadirle un puñado de sal (si es gorda, mejor). La cantidad de sal es proporcional al agua que añadas (1 puñado por cada tres vasos). IMPORTANTE: recuerda cambiar el agua y repetir el proceso dos o tres veces, durante el tiempo indicado.

Si cada vez que cambias el agua hay arena en el recipiente no te preocupes, eso quiere decir que son almejas frescas.

Receta de almejas con vino blanco: ingredientes

La receta básica de estas almejas para 4 personas, solo necesita los siguientes ingredientes:

  • 1 Kg de almejas
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 diente de ajo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal al gusto

A partir de aquí, si te gusta que las almejas sean más potentes tengan algo más de sabor puedes añadir:

  • 2/3guindillas de cayena (pequeñas)
  • 1 puñado de perejil
  • 1 chorrito de zumo de limón

Además, si lo que deseas es espesar un poco la salsa, puedes añadir 1 cucharada de harina de cocinar.

Receta de almejas con vino blanco: pasos

  1. El primer paso es limpiar las almejas, tal y como te hemos explicado en los pasos anteriores: con agua fría, más sal, y dejándolas entre 2 y 3 horas para que suelten la arena y se limpien.
  2. Cuando este tiempo haya pasado y hayas hecho el cambio de agua 2 o 3 veces, mira bien que no haya ninguna almeja rota o cerrada. Si es así, retíralas, nunca intentes abrirlas ni tampoco aprovecharlas, porque pueden estar malas y producir problemas estomacales.
  3. Cuando ya tengas las almejas limpias y listas para cocinar, en una sartén añade el aceite y calienta a fuego medio.
  4. Mientras tanto, vete cortando los dos dientes de ajo en láminas finas y al finalizar, si la sartén está ya caliente, añádelos para dorarlos.
  5. Si vas a añadir la cayena, también es el momento y, en el caso del perejil, deja un minuto más y añádelo, cortado muy pequeñito, esperando unos segundos para que coja el sabor del resto de los ingredientes.
  6. A continuación, añade las almejas, mézclalas bien con el aceite y el ajo durante unos segundos; y poco a poco verás que comienzan a abrirse.
  7. Cuando veas que están todas medio abiertas, vierte el vaso de vino y deja que se cocinen las almejas hasta que se evapore todo el alcohol.

Ahora es el momento de añadir la sal al gusto y de servir. Puedes decorarlas con un ramillete de perejil y añadir un chorrito de limón, para darle un toque ácido que realce el sabor del mar.

Mejores vinos blancos para maridar con esta receta de almejas

Teniendo en cuenta las características de este plato, desde Bodegas Franco-Españolas te recomendamos acompañar esta receta de almejas con cualquiera de los siguientes vinos blancos:

Un vino perfecto para maridar con platos de marisco. Se caracteriza por ser un vino limpio y fresco, elaborado 100 % con uva Verdejo, con un final muy aromático.

Este es un vino muy especial y con gran personalidad. No hay más que ver el perfecto equilibrio que se logra entre las uvas Viura, Tempranillo blanco y Chardonnay, a la hora de su cata. Es un vino fresco, con gran potencia en boca y elegante. Esto es lo que lo convierte en un gran acompañante para nuestro plato de almejas.

Con un intenso aroma floral, este vino blanco seco se caracteriza por ser ligero en el paladar. Está elaborado con variedad de uva 100 % Viura, un perfecto monovarietal para saborear todos los matices de este plato.

Ahora sí, ya tienes todo lo que necesitas para triunfar con tu receta de almejas con vino blanco: un plato sencillo, delicioso y vinos que pondrán el toque redondo a la velada. ¡Buen provecho!

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas es una de las grandes bodegas de Rioja. Con nuestros 125 años de historia, continuamos siendo un referente a la hora de hablar sobre el mundo del vino.

Deja una respuesta

He leído y acepto la política de privacidad