Esta noche has organizado una cena en uno de tus restaurantes favoritos. Nada más sentarte en la mesa del establecimiento y echar un rápido vistazo a su carta, ya sabes qué platos vas a pedir. También tienes decidido que quieres acompañar tu comida con una buena botella de vino que ponga el broche de oro a la velada pero, al contrario que te sucedió con el menú, todavía no tienes claro por cuál de todos los vinos decantarte. 

Encontrarse ante una situación de indecisión al ojear la carta de vinos de un restaurante o bar es una situación muy frecuente que le ocurre a muchos comensales. ¿Pido mejor un Ribera o un Rioja?, ¿me decanto por un vino Crianza o un Reserva?, ¿debería seleccionar un vino con un sabor más intenso u optar por una opción algo más suave?, ¿mejor apostar por esa bodega centenaria que nunca defrauda o innovar y elegir un vino de una marca que no conozco? Son muchas las dudas que pueden surgir a la hora de elegir un vino en un restaurante. Por eso, para facilitarte esta decisión y que puedas maridar tu comida con un vino acorde a tus preferencias, a continuación compartimos contigo 5 consejos que te servirán de utilidad para decidir qué vino pedir en un bar o en un restaurante.

Cómo pedir un vino en un restaurante: consejos útiles

No es extraño que al leer una carta de vinos de un restaurante te empiecen a surgir las dudas ante la multitud de referencias que puedes encontrar en ella. Lo primero que debes hacer es leer detenidamente la carta y ver cómo se encuentra organizada. La clasificación de vinos más común que puedes encontrar en la carta de un restaurante es en función del tipo de vino (tinto, blanco y rosado), pero también suele ser común que los vinos aparezcan distribuidos por denominaciones de origen (Rioja, Ribera del Duero, Rías Baixas, Jumilla, etc.) e incluso por su crianza (joven, Crianza, Reserva, Gran Reserva…). Este primer análisis te ayudará a concretar más tu elección del vino y la del resto de comensales que compartís mesa.  

Además de este primer cribado, otros de los consejos que puedes seguir a la hora de pedir un vino en un restaurante o bar, pueden ser los siguientes: 

1. ¿Cuántos vinos vas a pedir?

Ten en cuenta que con una botella de vino se pueden servir, aproximadamente, unas 6-7 copas. Por eso, en caso de que tanto tú como el resto de comensales tengáis pensado pedir varios vinos, lo más adecuado es que os los vayan sirviendo por orden de intensidad. Es decir, primero optar por vinos más suaves y ligeros para acompañar los aperitivos y entrantes, y vinos más intensos para tomar junto a los platos principales. En estos casos en los que vas a maridar tu comida con distintos tipos de vino, pídele al camarero que te cambie la copa entre vino y vino. 

Si sólo vais a pedir una botella para toda la comida, lo más aconsejable es que elijas el vino teniendo en cuenta las características del plato principal.

que vino pedir en un bar2. Déjate aconsejar por el sumiller

En caso de duda, lo mejor es pedir consejo a la persona que te atienda en el restaurante, especialmente si se trata de un sumiller. Este profesional, que es todo un experto en vinos y su maridaje, te ayudará a encontrar el vino perfecto para ti en función de tus gustos. Para acertar en su recomendación, inicialmente el sumiller te hará algunas preguntas sobre tus preferencias y, en función de tus respuestas, te sugerirá varios vinos que pueden resultar interesantes para ti, informándote sobre las características gustativas y aromáticas de cada uno de ellos. 

Además de tus gustos, otra información importante que debe conocer el sumiller son los platos que vas a pedir, ya que es un especialista en maridaje entre vino y comida. Por ejemplo, no es lo mismo pedir una carne de caza que un pescado ligero, por poner algunos ejemplos.

3. No es sólo cuestión de precio

Para dársela de entendidos, los cuñados que todo lo saben y que de todo entienden, normalmente siguen la regla de elegir el segundo vino menos caro de la carta. Pobres inexpertos, porque un error colosal a la hora de elegir un vino en un restaurante es fijarse única y exclusivamente en el precio, ya que el precio no determina la calidad de un vino.

No decimos que el precio no sea un factor a tener en cuenta, sino que no debe ser el único parámetro a valorar en la elección de tu vino.

4. Comprueba que el vino que te sirven es el que has pedido

En alguna ocasión puede suceder que, por error, el vino que te van a servir en el restaurante es diferente al que has pedido. Por eso, una vez te lo traigan a la mesa fíjate en su etiqueta y comprueba que tanto el nombre del vino, como su añada y su crianza son las que figuraban en las características del vino que seleccionaste de la carta. 

Si aprecias que la botella que te llevan a la mesa está en mal estado (por ejemplo agrietada), pide que te la cambien. Haz lo mismo si te traen una botella previamente abierta -pues la botella se debe abrir en la propia mesa, delante del comensal-, o tras el descorche notas que el corcho está roto.

5. El comodín de la cata

Después de abrir la botella, el camarero o el propio sumiller te servirá una pequeña cantidad de vino en la copa para que lo pruebes y compruebes que la elección es de tu agrado. 

En caso de que en esta fase de cata detectes que el vino no se encuentra a la temperatura adecuada o gustativamente notes que está avinagrado o en mal estado, no sigas bebiéndolo. Deja la copa, pide al sumiller que lo compruebe y, si está en mal estado, solicítale que cambie la botella por otra.

como pedir un vino en un restaurante

Si tienes algo más de experiencia en esto de los vinos, a la hora de pedir un vino en un restaurante también puedes fijarte en la añada. Como guía infalible de añadas en vinos Rioja, te sugerimos que consultes este post donde te contábamos cuáles han sido las añadas históricas de los vinos DOCa Rioja.

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas es una de las grandes bodegas de Rioja. Con nuestros 125 años de historia, continuamos siendo un referente a la hora de hablar sobre el mundo del vino.

Deja una respuesta

He leído y acepto la política de privacidad