fbpx

Conoce los principales atractivos que esconde la capital de La Rioja y todos los planes que hacer en Logroño para descubrirla.

Logroño acoge a más de la mitad de la población de la comunidad. Es reconocida como uno de los puntos fundamentales de algunas rutas del Camino de Santiago, así como ha sido objeto de disputa entre los antiguos reinos de la Edad Media debido a su cualidad fronteriza. Además, se trata de una ciudad que debido a todos los encantos que posee, es uno de los destinos ideales para los viajeros que quieran hacer una escapada de unos días.

Por ello, ¡veamos los imprescindibles que ver en Logroño!

6 cosas que hacer en Logroño

1. Concatedral de Santa María de la Redonda

Te recomendamos hacer la primera parada de tu viaje con la visita a la Concatedral de Santa María de la Redonda, iglesia que, junto a la Catedral de Calahorra y la Catedral de Santo Domingo de la Calzada, forma parte de la sede de la diócesis eclesiástica.

La Redonda recibe su nombre debido a la arquitectura octogonal del antiguo templo románico que se levantaba allí donde se encuentra la iglesia actual, construida entre los siglos XVI y XVIII.

La Concatedral de Santa María de la Redonda destaca por sus dos torres barrocas, conocidas popularmente como “las torres gemelas”, así como por la pintura El calvario de La Rioja, que se cree pintada por Miguel Ángel. Además, si planeas recorrer el casco antiguo, estás de suerte, la iglesia se abre a la Plaza del Mercado, donde puedes hacer parada después de la visita en alguna de sus terrazas.

concatedral santa maria redonda

2. Iglesia de Santiago el Real e Iglesia de San Bartolomé

Logroño, así como la misma comunidad autónoma de La Rioja, se encuentran dentro del afamado Camino de Santiago. Por esta razón, durante tu tiempo en la ciudad tal vez puedas contemplar la fabulosa estampa de peregrinos y mochileros inmersos en su travesía, así como las conchas que recorren la ciudad. De hecho, la Iglesia de Santiago el Real es una parada obligatoria para los viajeros que realizan El Camino por motivos religiosos.

Por otra parte, otro de los monumentos que ver en Logroño, especialmente si tienes interés en el arte y la historia, es la iglesia más antigua de la ciudad: la Iglesia de San Bartolomé, cuya construcción comprendió los siglos XII y XIV. Bien merecido fue el tiempo invertido en su elaboración, pues la portada ojival de la que presume es verdaderamente sorprendente, en la que se pueden apreciar distintas escenas de la vida del santo Bartolomé.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Pepa 🌸 (@peppa_mj)

3. Muralla del Revellín

Próxima a la Plaza de Santiago, donde se levanta la Iglesia de Santiago el Real, se halla la Muralla del Revellín, los restos de la antigua fortificación de Logroño. Este tramo es el mejor conservado de la muralla medieval, donde luce la Puerta del Revellín y el cubo artillero, conocido como el Cubo del Revellín.

Debido a la pérdida de importancia defensiva de la ciudad en el siglo XVI, se aprecia el deterioro de la estructura.

4. Bodegas Franco-Españolas

Con más de 100 años de historia, nuestras Bodegas nacen en el año 1980 de la mano de

Frederick Anglade Saurat, que se marcha de Francia con el objetivo de reemplazar sus propios viñedos, destruidos por la enfermedad de la filoxera. Esta situación supuso una alianza entre Francia y España, dando lugar, un año más tarde, a nuestra primera vendimia, de la que surgieron los vinos Diamante y Estilo Borgoña o Bordón.

Tan interesante ha sido nuestra trayectoria a lo largo de los años, que podemos presumir de haber recibido en nuestras Bodegas a grandes personajes de la historia como el Rey Alfonso XIII y Ernest Hemingway, entre otros. ¿Lo sabías?

Hoy en día, nuestra Bodega es referente en La Rioja, siendo la única ubicada en el casco histórico de Logroño. Situada a orillas del río Ebro, te invitamos a conocer nuestra historia y a sumergirte en un viaje apasionante en torno al mundo del vino a través de nuestras actividades enoturísticas, que puedes reservar aquí.

5. Puente de Piedra

Símbolo de Logroño y del escudo de la ciudad, el Puente de Piedra o Puente de San Juan Ortega es la puerta de Logroño para los peregrinos de El Camino de Santiago. Fue construido en el siglo XII, aunque el puente que puede observarse en la actualidad se erigió en el siglo XIX después de que el anterior se derrumbara.

Entre las cosas que hacer en Logroño está hacerse una foto en este enclave, especialmente durante los fines de semana, momento en el que sus arcos se iluminan con distintos colores.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de dsomovilla (@dsomovilla)


6. Calle Portales y la zona de La Laurel

¿Recuerdas la Concatedral que ver en Logroño? Pues se sitúa en la Calle Portales, la vía comercial por excelencia de la ciudad. Y es que los soportales que se alzan en una de sus aceras acogen numerosas terrazas que invitan a disfrutar de un Logroño más calmado y variopinto, dado que los locales de la zona destacan por su antigüedad. En este sentido, un imprescindible entre las cosas que hacer en Logroño es pasar por La Mariposa de Oro, una confitería con un encanto y belleza particular.

Si eres amante del tapeo y te apetece hacer una parada para “salir de vinos”, tampoco puedes dejar de pasarte por la Calle Laurel y otras colindantes, entre las que destacamos destacamos las calles de San Agustín, San Nicolás o San Juan. Una gran variedad de tapas maridadas con vinos tan descaradamente clásicos de Rioja como nuestro Bordón te esperan para hacerte la boca agua. ¡Buen provecho!

Y aquí ponemos fin a nuestro recorrido por algunos de los principales puntos de interés que ver y hacer en Logroño. Esperamos que esta guía de viaje te resulte de gran utilidad y le saques el máximo provecho.

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas es una de las grandes bodegas de Rioja. Con nuestros 125 años de historia, continuamos siendo un referente a la hora de hablar sobre el mundo del vino.

Deja una respuesta

He leído y acepto la política de privacidad