fbpx

Cada vez va apretando un poco más el calor y, a medida que pasan los días en el calendario, vamos adentrándonos con paso firme en la estación veraniega. Y eso, hablando de vino, quiere decir que es el tiempo perfecto para entregar nuestros sentidos a los encantos de los mejores vinos blancos.

Como bien sabemos ya, los vinos blancos son aquellos vinos obtenidos principalmente —salvo algunas excepciones muy concretas— a partir de variedades de uvas blancas. Durante su elaboración, se minimiza el tiempo durante el que las partes sólidas de la uva permanecen macerándose junto al mosto. Y esto implica que estas partes sólidas, como los hollejos o las pepitas de las uvas, transfieren sus propiedades al jugo de la uva durante un tiempo más limitado, lo que contribuirá a definir las características organolépticas finales de los vinos blancos.

Unos vinos en los que predominan los jóvenes, aunque cada vez es más frecuente encontrar también blancos de guarda de calidad excepcional. Vinos frescos, ligeros y con un buen punto de acidez, en los que los aromas florales y frutales se muestran arrebatadores.

Hoy nos proponemos conocer un poco mejor a dos de los mayores exponentes que podemos encontrar entre los distintos tipos de vinos blancos españoles más descaradamente clásicos. Hablamos de los vinos Verdejo y Albariño. Dos vinos en los que estas variedades de uva seleccionada marcan de forma definitoria las características organolépticas que podremos apreciar en el momento de la cata.

Así, hoy vamos a aprender cuáles son las principales diferencias entre Albariño y Verdejo. Para lo cual, es importante que primero entendamos qué es un vino Albariño, qué es un vino Verdejo y cuáles son las características fundamentales que marcan la personalidad de cada uno de estos vinos.

vino verdejo

¿Qué es un vino Verdejo?

Para que un vino pueda ser considerado como Verdejo en España, es necesario que en su elaboración se hayan empleado, al menos, un 85 % de uvas de esta variedad blanca. Por ello, hablamos bien de vinos 100 % monovarietales de Verdejo, o al menos de vinos en los que esta uva lleva la voz cantante. Una variedad autóctona de nuestro país que se cultiva principalmente en Castilla, donde destaca sobre las demás la Denominación de Origen de Rueda. Aunque cada vez es más fácil encontrarse viñedos de Verdejo también en algunas regiones de Extremadura, Andalucía o Cataluña, en parte, debido a la buena acogida y el renombre —dentro y fuera de nuestras fronteras— de los vinos Verdejo como vinos blancos de excelente calidad.

Características más notables de los vinos Verdejo

La uva verdejo se caracteriza por el tamaño pequeño de sus bayas, que forman racimos de tamaño también contenido. Son uvas de piel fina y en las que las pepitas tienen un tamaño relativo al resto del fruto más grande que en otras variedades.

Los vinos Verdejo, por su parte, están muy marcados por las características propias de la variedad. Son vinos muy aromáticos, donde a menudo destacan notas de frutas tropicales y, como el propio nombre de la variedad ya nos sugiere, también los matices herbáceos. Son también vinos de cuerpo medio o buen cuerpo, de sabores suaves, ligeros y siempre refrescantes.

Una de las características más llamativas de la variedad Verdejo es su gran tendencia a la oxidación, lo que en muchas ocasiones implica que la recogida de la uva deba realizarse durante la noche. Algo que se hace para evitar que una oxidación excesiva del mosto pueda oscurecer su color y modificar el resto de sus propiedades sensoriales en la misma dirección.

verdejo o albariño

Descubre nuestro Diamante Verdejo, el Verdejo de Bodegas Franco-Españolas

Si, como suele decirse, “una imagen vale más que mil palabras”; también podemos decir que una cata pausada y bien reflexionada vale más que todo lo que podamos escribir para aprender sobre las características de un vino.

Por eso, para conocer todos los encantos que puede llegar a desplegar un magnífico vino blanco Verdejo, nosotros no podemos dejar de invitaros a probar nuestro vino blanco Diamante Verdejo. Un Verdejo de la Denominación de Origen Rueda elaborado en su totalidad con uvas de esta variedad. Un blanco fresco y afrutado como el que más, perfecto para acompañarnos durante los calurosos días de verano que vendrán, o en cualquier otra ocasión que nos apetezca.

Ideal para disfrutar junto con carnes blancas, pastas, arroces o junto con mariscos y platos de pescado, nuestro Diamante Verdejo destaca por su elegante carácter aromático. Sus aromas son mayormente herbáceos, de heno y de hierba recién cortada. Pero también muy afrutado. Un vino muy fresco, de acidez perfectamente integrada, buena estructura y untuoso, cuyo gusto permanece en boca durante largo tiempo después de cada sorbo.

¿Te animas a probarlo?

¿Qué es un vino Albariño?

Los vinos Albariño, por su parte, son los vinos elaborados principalmente a partir de esta variedad de uva blanca autóctona de Galicia y de algunas regiones de Portugal. La variedad referente y más característica de algunos de los mejores vinos gallegos, como los de la Denominación de Origen Rías Baixas, o de vinos tan característicos como el portugués vinho verde.

La variedad Albariño es una uva también de pequeño tamaño y su ciclo vegetativo es más largo que lo que suele ser habitual, presentando las bayas una maduración tardía que favorece la aparición de su color amarillento con reflejos verdosos. Se trata de una variedad de piel gruesa, que está perfectamente adaptada al clima de las tierras gallegas: a las lluvias, a la humedad ambiental y a las temperaturas moderadas por la cercanía con el océano.

Características más destacadas de los vinos Albariño

De la misma manera que sucede con los blancos Verdejo, los vinos blancos Albariño vienen definidos en grandísima medida por las características propias de la variedad de cultivo.

Así, en este caso, los vinos Albariño suelen ser también blancos de grandes aromas afrutados. Destacan las notas frutales cítricas: naranja, lima, citronella, etc. También los matices aromáticos de frutas de hueso, como el albaricoque, el melocotón o el níspero. Como contrapunto secundario también pueden destacarse ciertos matices aromáticos que recuerdan a flores como el jazmín, incluso tonos más profundos, botánicos y especiados.

Son vinos, en general, excepcionalmente ligeros, de marcada acidez y muy refrescantes. A veces, también pueden mostrar un cierto carácter tánico e incluso un ligero amargor, derivado del buen tamaño de las pepitas que guardan las bayas de la variedad Albariño, así como por el ya mencionado grosor de su piel.

Vinos elegantes, de buena estructura y buen cuerpo, que se encuentran entre los más valorados internacionalmente dentro de los vinos blancos producidos en nuestro país.

uva albariño

Principales diferencias entre vinos Albariño y Verdejo

Como vemos, tanto los blancos Albariño como los Verdejo suelen ser vinos elegantes, bien estructurados y siempre frescos. Vinos muy bien considerados tanto dentro de nuestro país como en el extranjero, por la magnífica calidad que pueden llegar a alcanzar en muchas ocasiones.

Hechas las presentaciones, podemos pasar ahora a ver las diferencias que muestran estos dos tipos de vinos blancos.

En lo relativo a la vista, las dos variedades ya nos anticipan algunas de las características visuales de estos vinos: la Verdejo es una uva predominantemente verde, mientras que la Albariño sería más bien amarilla verdosa, o directamente amarilla con ciertos reflejos verdosos. Así, ambos tipos de vinos se muestran, por lo general, claros, limpios y brillantes. Si bien los tonos verdosos suelen ser más marcados en el caso de los vinos Verdejo.

En lo aromático, el vino Verdejo destaca por su marcado carácter herbáceo, mientras que en el caso del Albariño el matiz diferenciador serían las notas cítricas. Siendo los dos tipos de vino blanco, eso sí, principalmente afrutados.

Y por último, quizá en el paso por boca sea donde haya más convergencia de características entre Verdejo y Albariño, presentándose ambos tipos de blanco como vinos estructurados, elegantes y refrescantes, con su buen punto de acidez en los dos casos. Quizá en este punto la diferencia se encuentre en el carácter más duro de los Albariño, siendo por lo general, algo más ácidos e intensos en boca y los Verdejo, por su parte, quizá más suaves y aterciopelados.

Dos vinos blancos, Verdejo y Albariño; Albariño y Verdejo, que en cualquier caso están, sin duda alguna, entre los grandes vinos blancos elaborados en España. Vinos que no puedes dejar de conocer, probar y reconocer, una y otra vez. Vinos blancos refrescantes y con carácter, entre los que se esconden algunas de las más grandes joyas de la enología de nuestro país.

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas es una de las grandes bodegas de Rioja. Con nuestros 125 años de historia, continuamos siendo un referente a la hora de hablar sobre el mundo del vino.

Deja una respuesta

He leído y acepto la política de privacidad