Algo tienen que siempre están presentes en las mesas de las casas españolas, pasen los años que pasen. ¿Por qué? Porque sus sabores y aromas, no entienden del paso del tiempo, sino de lo que simbolizan en nuestra mente, corazón y paladar.

Si hay algo que tenemos los españoles en común, sin importar el punto geográfico en el que nos encontremos, es brindar con la familia y los amigos por los buenos momentos y por dejar ir los malos. Nos encanta reunirnos en torno a una mesa y que siempre haya alguna bebida tradicional presente. Porque sí, hay bebidas que no entienden de modas ni de postureos. Están hechas con las técnicas del ayer y sabores de todos los tiempos.

Hoy queremos rendir homenaje a 10 bebidas típicas españolas. Todas ellas cuentan con un sello distintivo, como puede ser el de Denominación de Origen Calificada, Denominación de Origen Protegida, Indicación Geográfica Protegida o Especialidad Tradicional Garantizada. Esto les otorga todavía más prestigio y, por supuesto, evita el fraude en lo que venta de bebidas sin estos sellos se refiere.

10 bebidas típicas españolas que tienes que conocer

En el siguiente listado te proponemos un recorrido por toda la geografía española a lo largo del paladar, comenzando por el norte del país, que te ayudará a viajar a través de los sabores, la tradición y la historia de algunas de las bebidas típicas de España:

1. Vino

Para muchos se trata de la bebida española por excelencia y la que tantos reconocimientos nos ha dado a nivel internacional, superando incluso la fama de Francia en lo que a calidad de vinos se refiere. Destacamos la Denominación de Origen Calificada Rioja, cuya fama traspasa nuestras fronteras y está posicionada por su gran prestigio, no solo por su larga historia, sino también por el sabor y la calidad de sus vinos, que resultan frescos y aromáticos. Entre los diferentes vinos con D.O.Ca. Rioja, mencionamos nuestro Bordón Crianza que se elabora con uvas Tempranillo y Garnacha y tiene un llamativo color rojo cereza con ribetes rubí. Tiene notas a frutos rojos y unos toques a regaliz y ahumados, que hacen que resulte un vino muy agradable de tomar, especialmente con legumbres, carnes blancas, brasas, quesos y frituras en general. Sin duda, el vino perfecto para aquellas personas que quieren disfrutar de una de las bebidas típicas españolas por excelencia.

2. Orujo

Una de las bebidas más conocidas de Galicia, junto con el licor de café del que después te hablaremos. Cuenta con una graduación que oscila entre los 37,5 y los 50 grados. Este aguardiente transparente se elabora con los orujos de la vid y el Consello Regulador de Orujo define dos tipos: el Orujo de Galicia y el Orujo de Galicia envejecido.

3. Licor de café

Como ya hemos adelantado, también es de procedencia gallega y es la combinación perfecta entre café molido y aguardiente. Normalmente se sirve muy frío y su graduación oscila entre los 15 y los 40 grados. ¿Un aspecto curioso? El primer dato que se tiene de esta combinación data de 1850. Lo que diferencia a este licor de café de otros como, por ejemplo, el italiano, es que este debe de llevar 100 gramos de azúcar por cada litro, mientras que el italiano no lo lleva.

4. Sidra

En este caso nos podemos estar refiriendo a la sidra gallega, asturiana o a la vasca que se elabora, sobre todo, en las provincias de Gipuzkoa y Vizcaya. La diferencia entre ellas es que, por un lado, la sidra vasca es la que tiene mayor acidez de las tres; por otro lado, la variedad de manzana que se emplea en cada territorio es diferente y esa es la principal clave en la diferenciación del sabor, a pesar de que se trate de la misma fruta.

5. Txakoli

También procedente del País Vasco y, sobre todo, de la localidad guipuzcoana de Getaria (que tiene su propia denominación de origen), el txakoli es una bebida refrescante y que está tomando mucha popularidad en los últimos años, recibiendo también el reconocimiento internacional. Este tipo de vino blanco se elabora con dos variedades de uva y tiene una graduación de unos 10 grados.

6. Pacharán

Nadie puede marcharse de Navarra sin probar su licor más conocido, el que se elabora con endrinas y que encaja perfectamente después de las sobremesas, pero también a media mañana en el caso de las personas que realizan los trabajos más arduos, como por ejemplo, el campo. Llama la atención su intenso y brillante color rojo. Se sirve bien frío, sin hielo y tiene una graduación de unos 25-30 grados.

7. Ratafia catalana

Puede que no sea la bebida más extendida, pero sí que es reconocida en los diferentes puntos de nuestra geografía como el licor de caramelo de Cataluña. Tiene una graduación que ronda los 24-30 grados y en su sabor se perciben, a la perfección, las notas a nueces verdes.

8. Anís valenciano

Esta bebida se elabora a base de anís verde y estrellado y a diferencia del licor de café que hemos mencionado antes, el anís valenciano tiene muy poco. Es refrescante y digestivo, por lo que se suele tomar después de las comidas.

9. Brandy de Jerez

Es, junto con el fino, una de las bebidas más reconocidas de Andalucía. Su graduación oscila entre los 36 y los 45 grados y solo puede ser elaborado en 3 territorios de Cádiz: Jerez de La Frontera, Sanlúcar de Barrameda y El Puerto de Santa María. Existen tres tipos de variedades: Solera, Solera Reserva y Solera Gran Reserva.

10. Sangría

Una de las bebidas que más llama la atención de los turistas extranjeros por la facilidad con la que se bebe, su frescura y la elaboración de la misma a base de vino tinto, frutas, azúcar y algún licor. Un dato curioso al respecto de esta bebida: Desde 2014 solo España y Portugal la pueden exportar con este nombre. El resto de países donde se ha empezado a elaborar en los últimos años, la tienen que vender bajo el nombre de “bebida aromatizada a base de vino”.

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas es una de las grandes bodegas de Rioja. Con nuestros 125 años de historia, continuamos siendo un referente a la hora de hablar sobre el mundo del vino.

Deja una respuesta

He leído y acepto la política de privacidad