La Rioja destaca, sin lugar a duda, por su tradición vinícola. El amor por la vid se potencia con una gastronomía sencilla y potente, pensada para maridar con el fruto de la viña. Las chuletillas al sarmiento son un claro ejemplo de esta unión.

Este plato insignia de la cocina riojana tiene como protagonistas al cordero y el sarmiento, que son gavillas de ramas secas de la vid. Una receta descaradamente clásica de nuestra región basada en el fuego, donde asar una deliciosa carne al aire libre se convierte en el momento perfecto para compartir con amigos y familia.

Esta preparación es un ritual que suele practicarse en las fiestas de los pueblos y en las primeras reuniones de amigos cuando se abre paso la primavera. Apenas el clima se torna apto para salir a las terrazas y disfrutar del sol, la parrilla, el cordero, una copa de vino y la buena conversación se dan la mano.

Chuletillas al sarmiento, La Rioja en un plato

A continuación te contaremos el paso a paso que debes seguir si quieres preparar las auténticas chuletillas al sarmiento riojanas. Ten en cuenta que los detalles marcan la diferencia, toma nota y disfruta la preparación de esta receta descaradamente clásica de La Rioja.

Primero los ingredientes

El primer paso para lograr unas chuletillas al sarmiento que sorprendan tu paladar y el de tus invitados es la selección de los ingredientes. Necesitarás contar con estos alimentos en tu despensa:

  • 1 kg de chuletas de cordero para cuatro personas es la medida ideal.
  • Sal, preferiblemente gruesa.

Un buen fuego

El éxito de una barbacoa tiene dos elementos clave: buena carne y buen fuego. En el caso de las chuletillas al sarmiento este último elemento se logra convirtiendo las ramas secas de la vid en las brasas.

Se recomienda que las gavillas tengan al menos un año, ya que esto asegura que estén lo suficientemente secas. Otro dato a tener en cuenta es la utilización de madera de uva blanca, porque esta se consume más lentamente, generando una brasa más suave y constante, que resulta ideal para la cocción de las chuletas.

Acondicionar la parrilla

Sobre todo al inicio de la primavera, las parrillas por su desuso suelen estar sucias. Por esto es imprescindible que antes de colocar las chuletillas sobre esta la limpiemos. Lo primero que debemos hacer es poner la parrilla directamente sobre el fuego y pasarle papel de periódico. Un truco bastante efectivo ya que el calor permite que la suciedad y la grasa se desprendan más fácilmente.

Preparar la carne

Es importante que la carne esté a temperatura ambiente antes de llevarla a la parrilla. Tenlo en cuenta sobre todo si la tienes congelada. Sácala de la nevera la noche anterior y deja que se descongele poco a poco en la nevera. Un par de horas antes de cocinarla, ponla a temperatura ambiente.

Chuletillas al fuego

Una vez que la carne esté a temperatura ambiente y las brasas en su punto, llega la hora de llevar las chuletas a la parrilla. Es fundamental no “marear” las chuletillas y moverlas lo menos posible. Para ello, dale la vuelta solo una vez que esté cocinada por un lado. Si aprovechas el fuego para otros cortes o piezas de carne —o verduras—, te recomendamos dejar las chuletas para el final, ya que estas se cocinan relativamente rápido.

Salar a gusto

Seguro que te has preguntado cuándo llega el momento de ponerle la sal a la carne. Es clave que sales las chuletillas hacia el final de la cocción. Se recomienda esto para que la sal no seque la carne mientras se cocina. Y recuerda que lo ideal es utilizar sal gruesa.

Emplatar, servir y disfrutar

Ten la mesa servida y los comensales listos. Es importante servir las chuletillas al sarmiento justo cuando salen de la parrilla. Así se podrán comer a la temperatura y con la jugosidad idónea.

El mejor maridaje para las chuletillas al sarmiento

Las chuletillas al sarmiento son un plato típico de la gastronomía riojana y como tal debe estar acompañado de un vino que esté a la altura. Para lograr el maridaje ideal, te recomendamos dos de nuestros vinos, que sin duda potenciarán el sabor de la carne y harán de esta comida una experiencia sensorial explosiva.

  • Bordón Crianza

Este vino sabroso y equilibrado es perfecto para acompañar carnes a la brasa, como nuestras chuletillas al sarmiento. Criado durante catorce meses en barricas de roble blanco americano y roble francés, de color rojo cereza, el Bordón Crianza es un vino que complementa y acompaña a esta receta gracias a su sabor limpio y amable.

  • Bordón Reserva

Intenso y elegante, el Bordón Reserva puede llevar la experiencia de disfrutar las chuletillas al sarmiento a otro nivel. Envejecido durante dieciocho meses en barricas de roble blanco americano y roble francés, este vino destaca por su buen equilibrio y carga frutal. Un compañero idóneo para la carne a la brasa. Con un color que recuerda a la cereza madura, nuestro Bordón Reserva llevará a tu mesa carácter y elegancia.

La Rioja, parrilla, vinos y placeres

La comida y el vino nos unen en la mesa. El ritual de acompañar una buena receta con el vino ideal es parte de la esencia de La Rioja. Esperamos que disfrutes de las chuletillas al sarmiento rodeado de amigos, familia y un Bordón.

No esperes más y ve a buscar los ingredientes, invita a los comensales, enciende el fuego, descorcha el vino y permítete disfrutar de estas chuletillas al sarmiento. Salud y buen provecho.

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas es una de las grandes bodegas de Rioja. Con nuestros 125 años de historia, continuamos siendo un referente a la hora de hablar sobre el mundo del vino.

Deja una respuesta

He leído y acepto la política de privacidad