¿Cómo elegir un buen vino en el súper? Los consumidores españoles tenemos la gran suerte de poder encontrar una muy buena oferta de vinos de calidad en los supermercados e hipermercados de grandes superficies. Sin necesidad de gastar demasiado dinero es posible comprar un vino de calidad para disfrutar en casa durante una ocasión especial, o simplemente para consumirlo en el día a día. Pero a veces esa gran variedad de posibilidades puede complicarnos un poco la vida a la hora de decantarnos por uno u otro vino. Por ello, hoy vamos a ver 10 aspectos que debemos tener en cuenta para elegir un vino en el súper. Una guía de consejos sencillos que nos permitirán maximizar las posibilidades de hacer una compra 100 % satisfactoria.

1. Analiza tus gustos personales

El vino es un producto elaborado para el disfrute, y el disfrute puede ser un tema muy subjetivo. Si estamos comenzando a adentrarnos en el mundo del vino es posible que aún no hayamos tenido la oportunidad de saber qué tipos de vinos son los que más nos van, pero a base de ir consumiendo vino aprenderemos a descubrir cuáles son las características de un vino que más agradan a nuestro paladar. Así, cada vez será más fácil ir acotando la oferta de los supermercados en función de nuestras preferencias personales: tipos de vino, tiempo de crianza, región productora, método de elaboración, etc.

2. Siempre hay un vino perfecto para cada ocasión

Una vez que sabemos qué tipos de vinos nos gustan, está bien que pensemos en qué uso vamos a darle al vino que queremos comprar. Por ejemplo, no será lo mismo que vayamos a servirlo en una cena con amigos en casa u otro tipo de ocasión especial, para lo que buscaremos sin duda algo más elevado y que satisfaga a todos los comensales, a que vayamos a tomarlo nosotros solos en nuestro día a día. Debemos intentar pensar en qué tipo de vino es el más adecuado para cada situación y a partir de ahí intentar encontrar el que más se ajusta a nuestras necesidades de la oferta disponible en el supermercado.

3. La importancia del maridaje

En el mismo sentido, si vamos a servir el vino durante una comida, una cena o un aperitivo, tendremos que ajustar la elección del vino a los platos que vamos a cocinar atendiendo a unas normas básicas de maridaje: intentar buscar un equilibrio entre el peso de los platos y el cuerpo del vino; no combinar comidas picantes con vinos de alta graduación; intentar servir alimentos y vinos de una misma región; si servimos diferentes vinos, hacerlo en orden de menor a mayor intensidad, etc. En caso de duda, muchos vinos ofrecen recomendaciones de maridaje en la contraetiqueta, una información que puede llegar a resultarnos muy útil.

4. Presta atención a la etiqueta de las botellas

Además de información sobre maridaje, podemos obtener una gran cantidad de información sobre el vino en las etiquetas y contraetiquetas de las botellas que nos ayudarán a decidirnos. La región de producción del vino, el método de elaboración, la variedad o variedades de uva empleadas para producir el vino, el período de maduración, la Denominación de Origen, etc. Cuanto más sepamos sobre el vino de antemano, más posibilidades tendremos de acertar.

cómo elegir un buen vino5. Cuestión de prestigio

Otras de las informaciones más importantes que podemos extraer de las botellas de los vinos es si estos están adscritos a alguna Denominación de Origen; o si han sido premiados en algún certamen de vinos o han recibido una buena puntuación por parte de una publicación especializada o un crítico de renombre. Aunque como bien decimos más arriba elegir un buen vino es en gran medida un asunto subjetivo, no es menos cierto que las Denominaciones de Origen, como es el caso de la Denominación de Origen Calificada Rioja, aseguran un cierto nivel de garantía de calidad en un vino, en tanto a que este debe ser producido siguiendo unos estándares de calidad y unos métodos de elaboración aprobados por el Consejo Regulador correspondiente. Lo mismo sucede con los premios y puntuaciones de guías, revistas y críticos especializados, no garantizan al 100 % que el vino nos vaya a gustar, porque eso sería imposible, pero sí aseguran un cierto nivel objetivo de calidad.

6. La importancia de la añada

Además de la variedad de uva, del método de producción o de la bodega elaboradora, la añada también puede darnos información útil sobre el vino que estamos valorando comprar. No todos los años la cosecha de la uva se da en las mismas condiciones en una determinada región, por lo que la calidad de los vinos producidos depende en bastante medida de cómo fue la vendimia de esa añada: la temperatura, las precipitaciones, si hubo plagas o enfermedades, etc. Investigando un poco sobre la añada de un vino podremos saber si es una opción de compra que se ajuste a lo que buscamos.

7. El ciclo de vida del vino

Conocer la añada de producción nos puede servir también para determinar en qué momento de su ciclo de vida está el vino. Los vinos blancos o los tintos jóvenes, por ejemplo, deberían consumirse durante el año siguiente a la cosecha, momento a partir del cual sus propiedades aromáticas y otras características organolépticas comienzan a degradarse. Así, evitaremos comprar vinos jóvenes que ya hayan pasado ese umbral. Del mismo modo, debemos tener en cuenta la duración del ciclo de vida de los vinos de crianza que compremos para guardar en casa y consumir más adelante.

8. El precio no lo es todo

En ocasiones el precio puede servirnos como guía a la hora de orientarnos sobre la calidad de un vino, sin embargo, hablando precisamente de vinos el precio nos es el principal factor a tener en cuenta, y menos aún en el caso de los supermercados, donde la horquilla de precios puede llegar a estar realmente ajustada. Así, si la oferta de nuestro súper habitual es suficientemente extensa, es muy posible que encontremos desde vinos excepcionales hasta vinos mediocres, y todos ellos por debajo de los 10 o 15 euros. Lo que sí podemos hacer es fijarnos en el precio para detectar “chollos” sospechosos a evitar. Por ejemplo, si vemos un Gran Reserva por 5 euros, es casi seguro que la compra será un desastre porque a poco que pensemos en los costes de producción de este tipo de vinos, las cuentas no nos cuadran.

9. Ayúdate de las nuevas tecnologías

En caso de dudas, siempre podemos recurrir a las nuevas tecnologías para hacer una consulta rápida antes de decidirnos. Así, buscando en Internet o usando alguna app como Vivino para escanear la etiqueta de la botella, podemos obtener mucha información sobre el vino que tenemos delante: variedad de uva empleada en la elaboración, fichas de cata, consejos de maridaje, puntuaciones de otros usuarios, etc.

cómo elegir un buen vino en el super10. El estado de la botella

Comprar vino en el supermercado puede ser muy conveniente y sin duda resulta muy cómodo, sin embargo, a veces las condiciones de conservación y manipulado de este tipo de puntos de venta no son las ideales para preservar el vino en el mejor estado. Así, por ejemplo, las botellas se apilan en vertical en las estanterías, en vez de la posición horizontal que suele recomendarse. Como consejos generales, buscaremos las botellas que menos exposición tengan a la luz, las del fondo de los estantes; evitaremos aquellas expuestas a sol directo o a otras fuentes de calor; evitaremos también aquellas que presenten polvo, indicativo de que llevan mucho tiempo en el lineal; y haremos lo mismo con las botellas más caras, ya que también suelen tener una rotación menor. Para estas compras, mejor acercarnos a nuestra tienda de vinos de confianza o a la propia bodega.

Como vemos, siguiendo estos sencillos consejos la elección del vino en el súper no tiene por qué convertirse en una tarea difícil. Más aún si vamos a comprar el vino para consumir tranquilamente en casa, una oportunidad perfecta para probar nuevos vinos y descubrir agradables sorpresas.

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas es una de las grandes bodegas de Rioja. Con nuestros 125 años de historia, continuamos siendo un referente a la hora de hablar sobre el mundo del vino.

Deja una respuesta

He leído y acepto la política de privacidad