El queso es un producto ideal para servir cuando tenemos en mente organizar una reunión de amigos en casa. Este alimento es muy versátil, ya que lo podemos utilizar como aperitivo en un picoteo informal y también en aquellos eventos más especiales. Una idea vistosa para servir los quesos es hacerlo en una tabla. En este caso, es muy importante contar con varios tipos de queso en nuestra despensa y otros productos que combinen gustativamente con los quesos.

A continuación descubrirás cómo hacer una tabla de quesos muy apetitosa en pocos pasos.

¿Cómo preparar correctamente una tabla de quesos?

Para hacer una tabla de quesos perfecta, no podrás pasar por alto ninguno de los siguientes puntos:

  • Número de invitados

Necesitamos conocer cuántas personas vendrán a nuestro evento para calcular la cantidad de queso que necesitaremos y así evitar que nuestra tabla parezca escasa.

  • Variedades de quesos

No hay un número determinado de quesos  ni de variedades establecida, pero como mínimo se han de servir ente 5 y 10 variedades diferentes, desde los quesos frescos hasta los más curados y cremosos.

Además, no solo debemos poner aquellos quesos que sólo sean de nuestro gusto, sino que debemos aprovechar para descubrir nuevas variedades.

tipos de quesos

Para hacer esta tabla, los quesos empleados han sido los siguientes:  queso fresco, semicurado normal, al pimentón, al ajo negro, con trufa, con comino, con chile picante, curado en aceite, crema de queso con higos y crema de queso con pimientos caramelizados.

  • Corte y presentación de los quesos

En cuanto a la forma de servirlos y de cortarlos, hemos de tener en cuenta que a cada tipo de queso le va una forma de corte y presentación diferente. De manera general, podríamos establecer las siguientes presentaciones de quesos:

  1. Quesos tiernos, semicurados o duros: se pueden servir cortados en forma de cuña o rectángulo, preferiblemente sin la corteza.
  2. Quesos blandos y untables: se suelen servir en tarrinas. De esta manera podremos untarlos sobre tostas o galletas saladas más fácilmente.
  3. Quesos más viejos y maduros: la forma ideal de presentar estos quesos es  cortándolos en en láminas finas. En caso de que los quesos sean muy duros podemos cortarlos en lascas o trozos irregulares.
  • Complementos

Una vez cortados los quesos los podemos acompañar con una selección de panes, galletas saladas, mermeladas, compotas, dulce de membrillo y frutas como uvas, arándanos, trocitos de pera…

En nuestra tabla hemos utilizado mermelada, dulce de membrillo, frutos rojos, galletas saladas y pan de semillas para acompañar.

  • Otras consideraciones a tener en cuenta

Es importante saber que el frío de la nevera mata el sabor del queso, por lo que esta tabla se debe servir siempre a temperatura ambiente.

En cuanto a la forma de presentación, la más habitual consiste en utilizar una tabla de madera grande; si se trata de pocas personas  o tablitas individuales; en caso de tener muchos invitados.

Aunque no existe una regla en torno al orden en el que se deberán probar los quesos, es frecuente ver degustaciones que comienzan con los quesos suaves y terminan con los más intensos.

maridaje vino quesoPor si no lo sabías, una cata de quesos se puede acompañar con vinos blancos, espumosos y frescos, como este vino semidulce Diamante,  que dará a nuestra tabla de quesos un toque todavía más especial.

degustacion queso diamante¡Buen provecho!

Julia y sus recetas

Julia y sus recetas

Amante de la buena cocina, me dedico a cocinar para los míos y para todas aquellas personas que se inician en la cocina. En mi blog podéis encontrar desde cocina tradicional de nuestras madres y abuelas , repostería, panadería, cocina internacional... todas sencillas , con productos de temporada y asequibles, además de tener un paso a paso y vídeo para que las veáis mejor.

Deja una respuesta

He leído y acepto la política de privacidad