Si nos gusta el vino y el buen comer, nadie nos va a descubrir a estas alturas que ir de pinchos y de tapas es uno de los mejores planes que podemos hacer para disfrutar de nuevas (y viejas) propuestas gastronómicas mientras degustamos nuestros vinos favoritos. Y a poco que conozcamos Logroño, seguro que sabremos que el sitio idóneo para salir de pinchos es la mítica calle Laurel. En esta vía de poco más de 200 metros de largo se apelotonan más de 60 bares del total de alrededor de algo más de 500 que hay en toda la ciudad. Es así, la Laurel, el epicentro mismo de la gastronomía riojana en miniatura por excelencia.

Con esta densidad de sitios donde parar a “repostar” y tal oferta de vinos de excelente calidad y de deliciosos bocados a los que hincarles el diente, es normal que la zona, junto con las aledañas calles de San Juan, San Agustín y Albornoz, se haya ganado a lo largo de los años el sobrenombre de la “Senda de los elefantes”.

Hoy queremos presentar nuestra particular propuesta para disfrutar de una magnífica ruta de pinchos por la calle Laurel. Comenzaremos con una guía que nos llevará hasta 7 paradas obligadas a las que no podemos dejar de acercarnos en nuestra visita a la zona de tapeo logroñesa por antonomasia. 7 bares donde disfrutar de algunos de los mejores pinchos de la capital riojana, siempre con una copa de vino Diamante o Bordón en la mano. 

7 bares imprescindibles en nuestra ruta de pinchos por La Laurel

La Taberna del Tío Blas

Empezamos por el principio, por el número 1 de la emblemática calle Laurel, en donde se ubica La Taberna del Tío Blas. Una taberna riojana de lo más típica, especializada en tapas y pinchos. Entre sus tapas más populares podemos encontrar su pincho de rabo de vacuno, las croquetas de jamón ibérico, de espinacas con champiñones o de chipirones, las hamburguesitas de Juanito o el pincho de chuletón. Y si vamos en verano o cuando el calor empieza a apretar, no podemos dejar de probar su refrescante granizado de crianza.

taberna tio blas laurel bordón

La Tavina

Del 1 al 2, en la misma calle Laurel y sin rompernos mucho la cabeza buscando nuevo destino, llegamos a nuestra siguiente parada, la de la taberna, restaurante y tienda La Tavinia. Un espacio donde el vino es el absoluto protagonista, y nosotros encantados de que así sea. Con una carta de vinos de más de 500 referencias, este es uno de los lugares indicados de La Laurel donde acercarnos a probar algo nuevo. O quizá decantarnos por nuestro vino Bordón o Diamante favoritos, que siempre son una apuesta segura. Entre la oferta de pinchos y tapas de La Tavinia, imprescindible probar sus carrilleras de cerdo al tinto de Rioja, su típica tortilla de patata con chorizo de Rioja o su mollete de lomo con fritada riojana.

Bar Soriano

También en el número 2, en este caso de la Travesía de Laurel, nos detenemos ahora en el mítico Bar Soriano. Este pequeño bar de la zona Laurel es famoso por su emblemático pincho de “champis”, una tosta de champiñones a la plancha con una gamba en lo alto que es tan sencillo como delicioso. Un bar imprescindible en nuestra ruta de pinchos por Logroño. Todo un símbolo de una de las mejores zonas de pinchos de España que va camino de cumplir 50 años con las puertas abiertas y repartiendo felicidad en forma de tapa.

Mesón del Abuelo

Continuamos hasta el número 12 de la calle Laurel, donde encontramos nuestra siguiente parada para retomar fuerzas. Lo hacemos en el Mesón del Abuelo. Otro punto clave en el camino donde disfrutar de algunas de las mejores tapas de la ciudad, inspiradas en la gastronomía riojana más tradicional. Entre su amplia oferta de pinchos destacan la sepia a la plancha con salsa casera, el bacalao a la riojana, las milhojas de calabacín o las alcachofas rebozadas con crujiente de jamón. Para los amantes de las croquetas, el Mesón del Abuelo ofrece también una amplia variedad donde elegir: de jamón ibérico de bellota, de cecina de León, de queso Idiazábal y Cameros… Y así hasta 30 tipos diferentes de croquetas caseras.

Taberna de Correos

Nos desviamos ahora un poco hasta el número 8 de la calle San Agustín, justo en uno de los extremos donde termina la Travesía de Laurel, para recalar en la Taberna de Correos. Una taberna referente en la zona de La Laurel por su cuidada carta de vinos, entre los que encontramos los de Bodegas Franco-Españolas. También, como no, por sus pinchos, tanto recién hechos como de barra. Entre sus especialidades, el pincho de chuletón, las piparras a la plancha, la oreja en aceite de pimiento picante o los langostinos en tempura, entre otras muchas delicias.

La Fontana

Seguimos con nuestra ruta, ahora un poco más hacia el sur, para dirigirnos hasta el número 34 de la calle Bretón de los Herreros, vía inmediatamente paralela a La Laurel, aunque también podemos acceder desde esta misma calle. Aquí encontramos La Fontana, un bar en el que los ibéricos son la especialidad de la casa. Si eres un apasionado del jamón, aquí lo podrás degustar recién cortado junto con una buena copa de vino Bordón. También merece la pena en La Fontana probar la sepia a la plancha, las rabas o sus magníficos torreznos.

El Soldado de Tudelilla

Y cerramos (por ahora) esta pequeña ruta de pinchos por la mítica calle Laurel de Logroño haciendo parada en El Soldado de Tudelilla, en el número 33 de la calle San Agustín. La que puede presumir de ser la más castiza y antigua de las tascas de La Laurel, con ya 75 años abriendo sus puertas para ofrecer algunos de los bocados más tradicionales de La Rioja. Y el vino, en porrón. Imposible pasar por esta mítica taberna de la zona de pinchos por excelencia en Logroño sin probar sus pinchos de bocadillo de sardinas con guindillas, su sopa de ajo o su ensalada de tomates.

 

Descubre otros bares que visitar en esta ruta de tapas por la Laurel aquí.

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas es una de las grandes bodegas de Rioja. Con nuestros 125 años de historia, continuamos siendo un referente a la hora de hablar sobre el mundo del vino.

Deja una respuesta

He leído y acepto la política de privacidad