Madrid es una ciudad que atrae al visitante por su oferta cultural y de ocio, por ser un centro internacional de comercio y de negocios, por el clima o por la gran cantidad de servicios de todo tipo que aglutina. Pero si hay algo que realmente caracteriza Madrid y que la diferencia de otras capitales mundiales es la facilidad con la que la gente hace vida en la calle. El ambiente que se respira en las calles de Madrid es uno de sus principales reclamos. Los más de 100 barrios que hoy componen la ciudad ofrecen al viajero un lugar poliédrico y cambiante. Estas delimitaciones, basadas en la vida del día a día de sus vecinos más que en una división administrativa, reflejan las múltiples identidades que se han originado en diferentes puntos de la capital a lo largo de los años. Desde las calles más exclusivas y señoriales, a las más coloridas y multiculturales. De las más antiguas, surgidas con el propio origen de la ciudad, a las que recogen las propuestas urbanísticas y de ocio más modernas.

Hoy proponemos una ruta por 6 de los más representativos barrios castizos de Madrid. 6 lugares que tenemos que patear si queremos sentirnos como auténticos gatos.

Barrio de los Austrias

El Barrio de los Austrias, o directamente el Madrid de los Austrias, debe su nombre a la Casa de Habsburgo, ya que fueron diferentes monarcas de esta dinastía quienes propiciaron la expansión de la ciudad de Madrid y quienes le dieron una importancia administrativa que dura hasta nuestros días. No en vano, fue el rey Felipe II quien fijó en la ciudad la capital del Reino de España allá por el año 1561. Este barrio es un lugar ideal para perderse por las intrincadas callejuelas sobre las que se estructuró el crecimiento de la ciudad hace casi 500 años. Podemos observar el paso del tiempo en las diferentes corrientes arquitectónicas que reúnen sus edificios, con muestras del renacimiento y del barroco español. Y también para visitar algunos de los monumentos más conocidos de la ciudad, como el Palacio Real, la plaza Mayor, la plaza de Oriente o la catedral de La Almudena.

palacio real madridBarrio de La Latina

Con unos límites difusos con el anterior barrio, el de La Latina es también de los barrios más antiguos de la ciudad. El fin de semana es sin duda el momento perfecto para visitar este barrio famoso por albergar la zona de tapeo por excelencia de Madrid. En la Cava Baja encontraremos 50 establecimientos que harán las delicias de los amantes de la gastronomía, algunos de ellos ya míticos, como Casa Lucio. Pero La Latina, que debe su nombre a Beatriz Galindo, escritora, maestra de latín e institutriz de los hijos de los Reyes Católicos, es también un lugar lleno de historia. Merece la pena pasear por sus calles, entre las que aún podemos toparnos con partes de la muralla que protegía la ciudad un milenio atrás. La basílica de San Francisco el Grande, la plaza de La Paja o la iglesia de San Pedro el Viejo son algunos de los puntos de interés que merece la pena visitar. Si vamos en domingo, podremos acercarnos también al Rastro para vivir el trasiego que se genera en torno a la calle de la Ribera de Curtidores y sus colindantes. Con más de 3.500 puestos de venta y 400 años de historia, es el mercadillo más importante de Madrid y marca el límite entre el barrio de La Latina y el de Lavapiés, nuestra siguiente parada.

barrio la latina madrid

Foto: Fred Romero

Barrio de Lavapiés

El de Lavapiés es el barrio que mejor simboliza la multiculturalidad de Madrid. Muy de moda en los últimos años como lugar para disfrutar de gastronomías exóticas y del ocio nocturno. Debe su nombre a sus inclinadas calles, por las que años atrás discurría el agua hacia el río Manzanares, mojando los pies de los transeúntes. Si somos amantes del arte más vanguardista y urbano, no podemos dejar de pasarnos por el barrio y visitar centros culturales como el de La Tabacalera, o de disfrutar de los múltiples locales con música en directo que ofrece la zona.

Barrio de Las Letras

Al norte de Lavapiés se encuentra el Barrio de Las Letras, llamado así porque en el siglo XVII, el Siglo de Oro de nuestra literatura, reunió a grandes escritores como Cervantes, Góngora, Quevedo, Tirso de Molina o Lope de Vega. Los corrales de comedia de antaño que se ubicaban en este barrio acogieron las representaciones de algunas de las obras de estos autores. Hoy en día, podemos seguir disfrutando de la dramaturgia en La Letras en algunos de los teatros de este barrio, como el Teatro Español, el Teatro de la Comedia o el Teatro de la Cruz. También es una zona perfecta para disfrutar de la noche madrileña en algunos de los locales de ocio que podemos encontrar en la calle Huertas y alrededores.

plaza huertas madrid

Foto: San Roman, Jorge E.

Barrio de Malasaña

Continuamos hasta el barrio de Malasaña. El que fuera el lugar de origen de la movida madrileña a finales de los años 70 y los 80, es hoy en día el bastión de hipsters y modernos de la ciudad. Los bares, restaurantes y cafeterías más vanguardistas se encuentran dentro del radio de acción de este barrio. Locales en los que podremos disfrutar de un café bio cultivado por monjes tibetanos en el Himalaya, por poner un ejemplo, y donde nadie se extrañará si preguntamos si nos pueden dejar un cargador de iPhone. El barrio, que se estructura en torno a la calle Fuencarral y a la plaza del Dos de Mayo, debe su nombre a Manuela Malasaña. Con 17 años de edad y bordadora de oficio, Malasaña se convirtió en una de las primeras víctimas de la represión francesa hacia el levantamiento popular que conmemora la plaza. Una sublevación contra las tropas napoleónicas invasoras que tuvo lugar en 1808, derivando en la guerra de independencia española.

monumento daoiz y velardeBarrio de Salamanca

Y desde Malasaña vamos al barrio de Salamanca, barrio exclusivo y señorial de la capital por excelencia y otro de los barrios más castizos de Madrid. También conocido como el barrio de los Borbones, ya que fueron estos monarcas los que promovieron su creación, debe su nombre al constructor José María de Salamanca y Mayol, quien se ocupó de la edificación de este barrio durante el siglo XIX. En este barrio encontramos algunas de las calles con el metro cuadrado más caro de España, como la calle de Goya, la calle Serrano o el paseo de la Castellana. Si nuestro bolsillo nos lo permite, podemos hacer nuestras compras en las muchas boutiques de lujo que se localizan en este barrio. Si buscamos un plan más económico, siempre podremos optar por un agradable paseo por el parque del Retiro.

puerta alcala madrid

Estos 6 barrios son tan solo una pequeña muestra de todo lo que ofrece la ciudad de Madrid. Una capital histórica y moderna, señorial y callejera. Sea cual sea el plan que estemos buscando, seguro que podemos hacerlo realidad en Madrid: citas profesionales, eventos deportivos, escapadas turísticas, propuestas de ocio, visitas culturales… Una ciudad con mil caras en la que siempre hay posibilidades de descubrir algo nuevo.

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas es una de las grandes bodegas de Rioja. Con nuestros 125 años de historia, continuamos siendo un referente a la hora de hablar sobre el mundo del vino.

Deja una respuesta

He leído y acepto la política de privacidad