El norte de España está repleto de lugares llenos de encanto y ciudades perfectas que bien merecen una buena escapada o, incluso, una larga temporada disfrutando de todos sus rincones. Una de estas ciudades es, sin duda, Bilbao.

La ciudad más grande del País Vasco y de toda la cornisa cantábrica es un lugar de referencia económico y cultural, que cuenta con algunos atractivos verdaderamente destacados. Si quieres saber cuáles son los mejores sitios para visitar en Bilbao, sigue leyendo, porque te vamos a llevar de ruta por esos puntos que no deben faltar en la agenda viajera de cualquier buen turista.

 

Paseo de Uribitarte

Probablemente, el Guggenheim sea uno de los lugares para visitar en Bilbao más conocidos internacionalmente. Y también es probable que, si llegas a Bilbao y no sabes por dónde empezar o qué hacer, te dirijas hacia este museo por el conocido Paseo de Uribitarte.

Este paseo, que recorre la margen izquierda de la ría desde el Ayuntamiento hasta el propio museo (o viceversa), es uno de los trayectos más clásicos de todos aquellos urbanitas que aman caminar en un entorno agradable y tranquilo de Bilbao. Pero, por supuesto, también es uno de los paseos más frecuentados por visitantes nacionales e internacionales.

Durante el paseo, es interesante observar algunas de las construcciones más representativas de la arquitectura bilbaína de las últimas décadas como el edificio Aznar, el edificio de la antigua Aduana de Bilbao, el Isozaki Atea o el puente Zubizuri.

bilbao puente zubizuri

El Museo Guggenheim

Por supuesto, el Museo Guggenheim es la estrella final de este paseo, tanto en términos arquitectónicos como culturales, ya que suele acoger interesantísimas muestras del arte contemporáneo más influyente y relevante del mundo.

Probablemente, lo más impactante de ver en directo sea su excepcional apariencia externa, obra del arquitecto Frank Gehry. Los paneles de titanio que recubren su fachada contrastan con el agua de la ría y, sobre todo, maravillan al cambiar de color según la luz que reciba.

Y que no se nos olvide, aquí también es donde vamos a ver a Puppy, la mascota canina de Bilbao, que no es otra cosa que una gigante escultura floral ubicada a las puertas del museo.

museo guggenheim bilbao

bordon

Ir de potes en Bilbao – equivalente a ir de cañas en Madrid o ir de vinos en Logroño (La Rioja)– es una costumbre que se contagia a todos los que visitan la ciudad y que muchos anhelan exportar a otras regiones y países.

De pintxos por el Casco Viejo

El Casco Viejo de Bilbao es el lugar que alberga los orígenes medievales de la ciudad. Este conjunto de calles estrechas y sinuosas, llamado Zazpi Kaleak es el lugar donde se pueden visitar el Museo Vasco o la Catedral de Santiago de Bilbao, por poner algún ejemplo.

Pero también es una zona perfecta para disfrutar de una de las costumbres más populares y arraigadas en del País Vasco: los pintxos. Son muchos los bares que pueblan estas calles y sus alrededores (así como otras zonas y barrios de Bilbao) y son el lugar perfecto para hacer una pausa en el recorrido bilbaíno y recargar fuerzas o, directamente, detenerse a comer y beber rodeados de un ambiente lleno de autenticidad.

casco viejo bilbao

Poteo en la Plaza Nueva

Acabamos de hablar de pintxos y del Casco Viejo, pero es que la Plaza Nueva merece una mención especial. Y es que ir de potes en Bilbao – equivalente a ir de cañas en Madrid o ir de vinos en Logroño (La Rioja)– es una costumbre que se contagia a todos los que visitan la ciudad y que muchos anhelan exportar a otras regiones y países.

Aunque el poteo es muy común de practicar en muchas zonas de Bilbao, la Plaza Nueva tiene algo mágico, que eleva la experiencia a su máxima expresión. Y es que esta preciosa plaza de estilo neoclásico concentra algunos de los mejores locales de hostelería de la ciudad y un ambiente muy representativo de lo que supone Bilbao. Sin duda, otro de los sitios para visitar en Bilbao donde relajarse absorbiendo la esencia de esta ciudad.

La ría de Bilbao en el Txinbito

Y, para que no se diga que no salimos del centro de Bilbao, podemos subirnos al Txinbito y recorrer la ría de Bilbao hasta llegar a Santurce. El paseo es muy agradable y se van viendo distintas zonas de la ría y de los municipios adyacentes a Bilbao, pero, lo que mucha gente de verdad espera al hacer este trayecto es pasar por el puente colgante, también llamado Puente de Bizkaia.

Este es uno de los símbolos de la ciudad, ya que fue construido por Alberto Palacio, discípulo de Gustave Eiffel, y fue el primer puente transbordador del mundo. De hecho, es de los pocos que aún se conservan y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2006.

ria bilbao

Otros monumentos de Bilbao que merecen la pena

Los cinco planes que os hemos propuesto son los que consideramos imprescindibles o verdaderamente particulares en Bilbao. Pero somos conscientes de que, pasando unos días en esta divertida ciudad, siempre hay huecos que rellenar y también hay otras cosas que podemos experimentar. Si crees que entre un plan y otro te da tiempo a acercarte a más lugares que ver, te podemos recomendar algún otro monumento como el Museo de Bellas Artes, la Plaza de Federico Moyúa, las iglesias de San Antón o del Sagrado Corazón o la Alhóndiga, que es todo un ejemplo de renovación y actualización de un edificio antiguo y notable.

En fin, que las opciones para pasar buenos momentos en Bilbao no escasean y, sin ninguna dificultad, podrás disfrutar de la ciudad tanto si vas solo, como con amigos o en familia.

¿Cuándo irás a visitar esta ciudad?

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas es una de las grandes bodegas de Rioja. Con nuestros 125 años de historia, continuamos siendo un referente a la hora de hablar sobre el mundo del vino.

Deja una respuesta

He leído y acepto la política de privacidad