¡Ah!, el tenis. Ese deporte noble de damas y caballeros que se juega con raquetas sobre todo tipo de superficies posibles. Tierra batida, hierba, cemento… Los que ya vamos contando con una cierta edad (ni más ni menos que 131 añitos ya) todavía recordaremos los tiempos en los que en España se veía el tenis como una actividad extraescolar más para niños bien. Mientras, el resto nos conformábamos con darle patadas a una vieja pelota con los parches medio pelados después de clase.

Por suerte; y gracias a la gran evolución en la forma de juego de este deporte, a su difusión a través de la televisión y, sobre todo, a las últimas grandes hornadas de tenistas que nos han deslumbrado con su talento durante las últimas décadas, el tenis se ha convertido a día de hoy en todo un fenómeno de masas. Sin duda, uno de los grandes espectáculos deportivos individuales de mayor popularidad en todo el mundo y también uno de los deportes más practicados en nuestro país de forma no profesional.

Hoy queremos dedicar unos minutos a rendir nuestro pequeño homenaje a los grandes mitos vivientes de este deporte. A los máximos exponentes del tenis que nos mantuvieron pegados a la tele durante horas viendo sus partidos y nos inspiraron para intentar hacer nuestros pinitos con la raqueta.

Hoy repasamos a los 7 tenistas más descaradamente clásicos de todos los tiempos y a los más relevantes de toda la historia del tenis mundial.

Los 7 tenistas más descaradamente clásicos de la historia

1. Roger Federer

Siempre con el permiso de nuestro grandísimo Rafa, para mucha gente Roger Federer, o como diría Broncano, “The Best Human Ever”, es el máximo exponente de la historia del tenis mundial. Y lo es no solo por sus 20 títulos individuales de Grand Slam, por sus récord de 310 semanas como número uno mundial de la ATP o por ser el segundo jugador que más títulos individuales ha ganado de esta organización, tan solo por detrás de Jimmy Connors. Sino también por su perfección en el dominio de la técnica del tenis, por tener uno de los estilos de juego más completos del circuito y porque parece que lo hace todo sin derramar una gota de sudor. Y es que ver jugar al tenis a Roger Federer es más que ver deporte. Es todo un deleite estético: un jugador de tenis con la plasticidad y la elegancia de un bailarín de ballet. Para muchos, simple y llanamente, el mejor de todos los tiempos.

2. Margaret Court

Esta grandísima jugadora australiana, desconocida aún para muchos de los no entendidos en el arte del tenis, tiene el honor de ser la tenista que más torneos individuales de Grand Slam ha ganado en toda la historia de este deporte. Son hasta 24 los grandes premios cosechados por Court de un total de 92 títulos individuales de la WTA como profesional. Entre ellos, 11 trofeos del Abierto de Australia, 5 Roland Garros, 3 de Wimbledon y otros 5 títulos del Abierto de Estados Unidos. Toda una recordwoman del tenis mundial cuya marca, establecida en el año 1973, todavía no ha podido ser igualada por ningún otro ser humano.

3. Rafael Nadal

Pocos jugadores más descarados han existido en la historia del tenis mundial desde que en 2005, con 19 años recién cumplidos, un jovencísimo Rafael Nadal se alzara con su primer título de Grand Slam en su primera participación en Roland Garros. “Veni, vidi, vici”, que diría Julio César. Y así hasta conseguir ser el jugador más laureado de este torneo con hasta 13 títulos. Pero es que además, en el momento de escribir estas líneas, Nadal ha conseguido convertirse en 2022 en el jugador masculino con más títulos de Grand Slam de toda la historia del tenis, por delante de Roger Federer y de Novak Djokovic, ambos empatados con 20 títulos. Sin duda alguna el mejor jugador de tenis que ha habido sobre tierra batida y posiblemente el que mayor épica ha imprimido a este deporte. Y es que su estoicismo, su garra y su capacidad para no dar nunca una bola por perdida es lo que más admiramos los aficionados a este deporte de Rafa Nadal. No solo el tenista, sino el deportista español más grande de todos los tiempos. ¡Olé tus bordones, Rafa! 

4. Serena Williams

Con 23 títulos individuales de Grand Slam de la WTA, Serena Williams es la tenista más laureada de la historia del tenis desde que en 1970 se iniciara la “Era Abierta”, en la que se unificaron los principales torneos de tenis del mundo en lo que después sería conocido como el Grand Slam. Pero es que a estos 23 títulos individuales hay que sumarles también otros 14 títulos de Grand Slam conquistados en dobles junto a su hermana Venus Williams, y otros dos títulos de dobles mixtos obtenidos junto con el tenista bielorruso Maxim Mirny. Todo un portento físico sobre las pistas que es, sin duda alguna, la mejor jugadora de la historia del tenis moderno.

5. Novak Djokovic

Más allá de sus recientes polémicas por su postura antivacunas, lo cierto es que el serbio Novak Djokovic se ha ganado por méritos propios un sitio entre los tres tenistas más grandes de toda la historia del tenis masculino. El bueno de Nole forma junto a Rafa Nadal y a Roger Federer el conocido como “Big Three”, el trío de tenistas más laureado de la historia del tenis mundial. Y es que entre los tres han conseguido alzarse, desde 2003, con 61 títulos de Grand Slam de un total de 76 disputados. Lo que nos da una pequeña idea del absoluto dominio que estos tres deportistas han ejercido sobre el resto de competidores a lo largo de dos décadas completas. En lo personal, Djokovic tiene en su haber 20 títulos de Grand Slam. Además, es el jugador de tenis masculino que más títulos ATP Masters 1000 ha conseguido conquistar, con 37 trofeos, superando los 36 de Nadal y los 18 de Federer. Sin duda alguna, uno de los tres tenistas más grandes de todos los tiempos. Ya otro día comentaremos su inquietante parecido con Jesulín de Ubrique.

6. Steffi Graf

La tenista alemana es otra de las más grandes de la historia del tenis femenino. Con 22 títulos de Grand Slam en su haber, es la segunda tenista que más veces se ha alzado con alguno de los 4 grandes torneos del tenis mundial desde el inicio de la “Era Open”, tan solo por detrás de Venus Williams. Steffi Graf cuenta en su haber con 4 títulos del Abierto de Australia, 6 de Roland Garros, 7 de Wimbledon y otros 5 títulos del Abierto de Estados Unidos. Además, en 1988 consiguió convertirse en la primera persona de la historia del tenis en completar el verdadero Golden Slam, conquistando los cuatro títulos individuales de 4 Grand Slam y la medalla de oro en los Juegos Olímpicos en un mismo año. Un logro que ningún otro jugador de tenis ha conseguido igualar hasta la fecha.

7. Martina Navratilova

Y cerramos este repaso por algunos de los tenistas más descaradamente clásicos de la historia con la legendaria Martina Navratilova. La jugadora checa, y posteriormente nacionalizada estadounidense, es la cuarta mujer con más títulos de Grand Slam a sus espaldas, empatada a 18 trofeos individuales con la también estadounidense Chris Evert. Ha ganado el Abierto de Australia en 3 ocasiones, junto con 2 títulos de Roland Garros, 4 del Abierto de Estados Unidos y hasta 9 títulos de Wimbledon, siendo la persona que más veces se ha alzado con la victoria en la modalidad individual del torneo inglés. Pero es que además, Navratilova es una de las únicas 3 personas en el mundo del tenis que ha conseguido ganar los 4 grandes en las diferentes modalidades de individuales, dobles y dobles mixtos. Un honor que comparte con Doris Hart y Margaret Court. La guinda del pastel para una pedazo de carrera profesional de nada menos que 32 años y un total de 167 títulos WTA individuales.

 

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas es una de las grandes bodegas de Rioja. Con nuestros 125 años de historia, continuamos siendo un referente a la hora de hablar sobre el mundo del vino.

Deja una respuesta

He leído y acepto la política de privacidad