El vino tinto es el vino que cuenta con mayor producción y venta tanto a nivel nacional como a nivel mundial. Para verlo en cifras, en 2019 en España se comercializaron unos 11 millones de hl de vino, de los cuales un 52,07%  correspondió a vinos tintos. La importancia del vino tinto en nuestro país también se materializa en otros indicadores como por ejemplo la cosecha de uvas en los viñedos nacionales. Así, el 51% de las uvas plantadas son variedades tintas, de las cuales la variedad Tempranillo juega un papel protagonista, ya que representa casi un 21% de la superficie total cultivada.

Debido a esta especial relevancia del vino tinto sobre el resto de vinos, existen diversas maneras de clasificarlo. Algunas de las distribuciones más comunes atienden su tiempo de crianza. Pero existen muchas otras clasificaciones como, por ejemplo, la que se realiza en base al tipo de uvas que se utilizan en la elaboración de los vinos tintos.

Para arrojar un poco de luz sobre este tema, a continuación abordaremos estas dos clasificaciones más comunes por las que podemos distinguir los tipos de vino tinto que podemos encontrarnos en el mercado. Así, la próxima vez que tengas que comprar un vino tinto, ya no tendrás ninguna duda.

Tipos de vino tinto según su crianza y envejecimiento

Esta manera de ordenar los vinos tintos es una de las más conocidas y que mejor sirve de orientación a los consumidores. No es una clasificación exclusiva para los vinos tintos, sino que también se aplica a otro tipo de vinos, como los blancos y rosados y resulta de especial ayuda a la hora de intuir las características finales de los vinos que vamos a adquirir. Por ejemplo, si queremos un vino contundente y con cuerpo, será mejor decantarnos por un Reserva en lugar de un vino joven.

Las clases de vino tinto que hay según su grado de envejecimiento son las siguientes:

  • Vino Joven

También suelen denominarse como “vinos del año”, y son los vinos tintos que se elaboran para consumir en los meses siguientes a su elaboración, normalmente en el primer año. Suelen caracterizarse por ser vinos frescos y ligeros, ideales para acompañar platos suaves o entrantes.

Estos vinos pasan poco tiempo en barrica y mantienen mejor sus propiedades durante los primeros meses desde su producción, por lo que lo más recomendable es consumirlos antes de que haya pasado un año y no guardarlos durante más de ese tiempo en casa, ya que dejarían de estar en su estado óptimo cuando los consumamos.

  •  Vino Crianza

Estos vinos tintos han de tener al menos 24 meses de envejecimiento, de los cuales un mínimo de 6 han de ser en barrica de madera. De sabor más intenso que los vinos jóvenes, estos vinos son perfectos para acompañar cualquier tipo de plato, especialmente carnes, arroces, legumbres y otros platos de cuchara y quesos.

Un ejemplo descaradamente clásico de vino Crianza DOCa Rioja lo encontramos en nuestro Bordón Crianza, un vino de color rojo cereza, sabroso y muy equilibrado con notas de frutas rojas, regaliz y ahumados.

  • Vino Reserva

Se trata de vinos con mayor tiempo de envejecimiento de los Crianza. Así, los Reserva cuentan con un envejecimiento mínimo de 36 meses, con al menos 12 de ellos en barrica de madera.

Son perfectos para disfrutar de ellos en las ocasiones especiales, maridando platos como las carnes a la brasa o los asados.

  • Vino Gran Reserva

Son los vinos más exclusivos que suelen elaborar las bodegas, normalmente solo se producen en las mejores cosechas, característica que hace que estos vinos sean bastante especiales.

En cuanto a su crianza, estos vinos deben contar con un envejecimiento mínimo de 60 meses, de los que como mínimo 18 han de ser en barrica.

Tipos de vino tinto según la uva con la que se elaboran

Los vinos tintos se pueden elaborar a partir de múltiples variedades de uva. Cada una de ellas tiene sus propias características, lo que da lugar a vinos completamente diferentes.

Así, algunas de las variedades de uva más empleadas a la hora de elaborar vinos tintos son la Tempranillo, Garnacha, Merlot, Cabernet Sauvignon o Syrah, entre otras. Pero en cada denominación se pueden utilizar distintos tipos de uvas, ya que cada zona cuenta con variedades autóctonas con las que elaboran sus vinos. Por ejemplo, en Rioja las variedades tintas autorizadas son la Tempranillo, Garnacha tinta, Graciano, Mazuelo y la Maturana tinta.

Los tipos de uva para vino tinto Rioja serán las siguientes:

  • Tempranillo

También conocida como tinta del país, Tempranilla o Cencibel, esta uva es la más característica de la DOCa Rioja y su cultivo es el que más superficie ocupa en la denominación. Además, está considerada como una de las variedades nobles del mundo y resulta muy adecuada para producir vinos de largo envejecimiento, muy apreciados entre los consumidores.

Aunque lo más común es encontrarnos con vinos elaborados a partir de varias variedades de uva, también existen vinos elaborados exclusivamente a partir de la misma variedad de uva. Este es el caso de nuestro Bordón D’Anglade Crianza, que destaca por ser sabroso y elegante en boca, con notas de buena madera y mineralidad.

  • Garnacha tinta

Esta uva es una de las más cultivadas en todo el mundo. Suele ser empleada frecuentemente junto a la Tempranillo en la elaboración de vinos tintos, ya que esta combinación de uvas ofrece grandes resultados. Puedes comprobarlo probado el Diamante Crianza o nuestro Bordón Reserva, en cuya elaboración también se encuentra la uva Mazuelo.

No obstante, la Garnacha tinta también se utiliza para producir vinos rosados de gran calidad.

  • Graciano

Esta variedad de uva es autóctona de la DOCa Rioja y no es muy frecuente encontrarla en otras zonas fuera de esta comunidad. Sus características la hacen perfecta para complementarse con la uva Tempranillo, sobre todo en vinos con envejecimientos más largos.

La uva graciano toma parte en la elaboración del Bordón D’Anglade Reserva, un vino de edición limitada con mucha personalidad, y en la elaboración de nuestro exclusivo Bordón Gran Reserva.

  • Mazuelo

Aunque esta uva se cultiva en Rioja desde hace siglos, en la actualidad su cultivo supone tan solo un 3% del total en la zona. Aporta a los vinos una acidez elevada y una gran cantidad de taninos.

  • Maturana tinta

Esta es la última variedad de uva reconocida DOCa Rioja en la producción de vinos tintos. Lo interesante de esta uva es que no se cultiva en ningún otro lugar con este fin, por lo que su presencia da a los vinos un carácter especial y una identidad única.

 

Otros tipos de vino tinto según sus uvas

Además de estas uvas propias de la DOCa Rioja, hay otras que se utilizan frecuentemente en la elaboración de vinos tintos. Una de las más conocidas a nivel mundial es la Cabernet Sauvignon, muy popular en Francia e Italia y también presente en vinos de la D.O. Ribera del Duero y de la D.O. Navarra.

Otra de las uvas que mayor presencia tienen actualmente en la elaboración de vinos tintos es la uva Syrah, que en España se ha adaptado muy bien en cultivos de Castilla La Mancha, Aragón, Cataluña, Valencia o Murcia.

También la Merlot es una de las más populares en las mismas zonas que la Syrah, aunque también frecuente en la elaboración de distintos tipos de vino tinto en Navarra o, incluso, en Andalucía.

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas

Bodegas Franco-Españolas es una de las grandes bodegas de Rioja. Con nuestros 125 años de historia, continuamos siendo un referente a la hora de hablar sobre el mundo del vino.

Deja una respuesta

He leído y acepto la política de privacidad